Al igual que en la fachada de Santa María Novella en Florencia, Alberti se encargó de remodelar la fachada de San Francesco (el templo Malatestiano) en Rímini. Quizá os preguntéis qué es un templo Malatestiano; es un templo llamado así porque pertenece a la familia Malatesta. Era una iglesia franciscana que pertenecía a Segismundo Pandolfo Malatesta.

El primer diseño de San Francesco

Alberti comenzó su remodelación con el revestimiento del edificio gótico con una fachada de mármol blanco al completo.

Con esto se pretendía conceder al edificio una nueva modernidad muy propia del Humanismo al volver a elaborar una imagen para la obra. Al fin y al cabo, la fachada es lo primero que percibimos en una obra. El edificio había sido una iglesia que pasó a ser concebido como un panteón familia para Malatesta.

Todo el proceso de transformación no se terminó hasta el año 1466.Sin embargo, en un principio la estructura había sido diseñada por el arquitecto Matteo de Pasti. Este había diseñado la cabecera con una planta central cubierta por una cúpula de gran tamaño que había surgido por la influencia del panteón de Roma (el Panteón de Agripa).

Esta cúpula (en este diseño) tenía como finalidad cubrir toda la fachada principal a lo ancho aunque nunca llegó a realizarse. Hubiese sido un diseño magnífico.

La remodelación de Alberti

Alberti fue el encargado de remodelar la fachada occidental, esta siendo mucho más severa que la que se proyectó antes para Santa María Novella. La idea en mente era recrear (en cierta medida) los arcos de triunfo romanos como el de Augusto (en Rímini también) y el de Constantino en Roma. Mientras que en Santa María Novella jugó con los colores de los mármoles, en este caso jugó con los elementos ornamentales de la fachada.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Historias Arte

El primer piso está formado por un arco de medio punto limitado por dos columnas con capiteles compuestos sobre un basamento corrido a lo largo de todo el perímetro del edificio. Este comunica con la puerta de entrada al edificio que finaliza en un frontón con forma triangular. A los lados hay arcos un poco más bajos que actualmente están cegados porque fueron realizados para albergar los restos de Malatesta e Isotta (su esposa) pero que al final no se encuentran allí.

El segundo piso no está acabado lo que nos facilita darle ese aire de edificio antiguo con aspecto ruinoso.

Está formado por dos medios frontones semitriangulares que estaban diseñados para flanquear un segundo arco de triunfo que no se llegó a realizar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más