Que estamos viviendo una nueva edad de oro de los Comics y las novelas gráficas es una realidad incontestable. En Estados Unidos las editoriales independientes empiezan a comerle terreno a las dos grandes (Marvel y DC), mientras que la industria del comic franco-belga demuestra cada año que pueden competir con los gigantes al otro lado del Atlántico.

En España el numero de publicaciones y de venta crece año a año y nos permite disfrutar de series y autores que hace tiempo habrían sido imposibles de publicar. Es una buena época para sacar al comic del ostracismo al que las demás artes le habían enviado. En este artículo repasaremos 7 comics que han pegado fuerte este 2017 de menos a más en la siguiente lista.

Detective Comics (James Tynion IV y Alvaro Martinez)

Durante décadas está mítica cabecera de DC Comics ha sido tratada como una serie secundaria de Batman, a pesar de ser aquí donde el famoso superhéroe nació.

Pero con el reinicio del universo DC tras el evento Rebirth esta colección pasó a manos del guionista James Tynion IV (Batman Eternal) que ha sabido aprovechar al máximo el universo de Gotham City dando el protagonismo a personajes secundarios como Batwoman, Spoiler o Clayface. Sin duda alguna, la serie de Batman que tienes que seguir actualmente.

Silver Surfer (Dan Slott y Mike Allred)

De DC Comics pasamos a la competencia. Marvel Comics ha decidido en los últimos años apostar por propuestas más arriesgadas, buscando competir con la creciente producción independiente de editoriales como Image, Dark Horse o Dynamite.

El resultado son series como Silver Surfer de Dan Slott, que ha sabido dotar de humanidad y cercanía a este personaje. Todo esto ayudado por el impresionante dibujo al que nos tiene acostumbrados Mike Allred (Madman).

Nameless (Grant Morrison y Chris Burnham)

Grant Morrison lo vuelto a hacer. El genio loco escoces es uno de los guionistas de comic más controvertido del siglo XXI. Con él no hay termino medio, o lo amas con pasión, o lo desprecias con la misma intensidad.

En esta ocasión se aleja de los superhéroes de DC con los que acostumbra trabajar para traernos una historia de ciencia ficción y conspiraciones que va a dar mucho de que hablar. Le acompaña el dibujante Chris Burnham, un recién llegado a este medio al que le auguro un futuro brillante.

Black Hammer (Jeff Lemire y Dean Ornston)

Esta maravilla ha pasado un poco desapercibida en España a pesar de recibir el premio Eisner 2017 a mejor serie nueva. Es un homenaje a los comics de superhéroes de la edad de oro con una vuelta de tuerca.

Es mejor empezar a leerla sabiendo lo menos posible.

En España se ha publicado los primeros números en un tomo y merece muchísimo la pena. A pesar de que te deja con grandes interrogantes que no se responderán hasta que decidan sacar un segundo tomo.

Golden Kamuy (Satoru Noda)

Este manga de aventuras y misterio lleva tres años publicándose. Pero no llegó a nuestro país hasta el año pasado. Narra las desventuras de un héroe de guerra japonés que busca un antiguo tesoro relacionado con la etnia Aynu.

El aroma de aventuras clásico, unido a la narrativa del shonen [VIDEO] hacen de este multipremiado manga una historia muy atractiva, que nos muestra un aspecto de la cultura de Japón prácticamente desconocida por estos lares.

Monstress, Volume 1: The Awakening (Marjorie Liu y Sana Takeda)

La ganadora del premio Hugo a mejor novela gráfica es una historia de fantasía y steampunk con toques de misterio. El dibujo es impresionante y se nota la influencia asiática que estas dos autoras (una de ascendencia taiwanesa y la otra japonesa) imprimen en el mundo de Monstress. Una gozada de principio a fin.

Shangri-La (Mathieu Bablet)

Escrito e ilustrado magistralmente por el francés Mathieu Bablet, Shangri-La es todo lo que un amante de la ciencia ficción necesita en sus estanterías. Una distopía deudora de Huxley en el que la humanidad se rige por las leyes del mercado.

Todo ello acompañado por un dibujo impresionante que recuerda al mejor Moebius. Y lo mejor es que toda la historia cabe en un solo tomo, perfecto para los que no quieren seguir una colección larga.