¡La cuenta atrás ha llegado a su fin! Hoy, viernes 29 de diciembre, aterriza en nuestros cines ‘The Disaster Artist’, la película sobre el rodaje de la considerada ‘Peor película de la historia’, ‘The Room’ (Tommy Wiseau, 2003), que ha acabado convirtiéndose en un filme de culto en Hollywood.

‘The Disaster Artist’ ganó la Concha de Oro en la 65 edición del Festival de Cine de San Sebastián y aspira a dos Globos de Oro a la ‘Mejor Comedia’ y al ‘Mejor Actor’ para su protagonista y también director, James Franco.

Pudimos disfrutar de ‘The Disaster Artist’ hace ya unos meses durante el certamen donostiarra y os adelantamos que se trata de una comedia desternillante.

La película es una exaltación a lo friki, que se mueve entre la parodia y el homenaje a la mítica cinta de culto ‘The Room’. Un trabajo milimetrado que recupera aquel desesastre cinéfilo y regala una segunda oportunidad a un artista que ya es toda una leyenda del mismo Hollywood.

¡No te pierdas la entrevista en exclusiva con su protagonista James Franco en Blasting News!

BLASTING NEWS: En ‘The Disaster Artist’ has conseguido retratar el éxito de la historia de un fracaso a partir del libro homónimo de Gregory Sestero, uno de los protagonistas de la inefable ‘The Room’. ¿Cómo surge la idea de recuperar una de las mayores aberraciones de la historia del cine?

JAMES FRANCO: Me encantó esta historia sobre Hollywood y solicité los derechos de autor del libro inmediatamente.

Lo que más me cautivó es que detrás de una historia hollywodiense de fracaso había un tema universal. Todo el mundo que ha intentado tener éxito en Hollywood puede relacionarse con la lucha que tiene Tommy.

Hay tantas malas películas en la historia del cine que nunca volveremos a ver de nuevo pero eso no pasa con ‘The Room’.

Es un caso particular que 14 años más tarde se sigue viendo, por lo que no es un fracaso sino todo un éxito.

BN: La película es muy divertida pero debajo de la mirada cómica está el drama de ser actor. En la vida de James Franco, ¿todo ha venido rodado o hay una historia trágica de fondo como la de Tommy?

JM: Una de las cosas que atrajo mi atención para llevar a cabo esta película fue que podía relacionar mi vida con la historia que hay detrás de ‘The Room’. Yo trabajé en McDonald cuando estuve buscándome la vida como actor en los Ángeles, incluso llegué a dejar la universidad por perseguir este sueño.

Es una película muy personal. De hecho, cuando estábamos buscando localizaciones para rodar ‘The Disaster Artist’ muchos exteriores escogidos fueron aquellos en los que yo personalmente estuve cuando luché por ser actor. Un sitio de tacos, por ejemplo, fue uno de los lugares que frecuentaba mucho en esa época para leer mis guiones y aparece en esta película.

BN: ¿Cómo ha sido dar vida al excéntrico y misterioso cineasta Tommy Wiseau?

¿Cuál fue su reacción cuando le planteaste hacer una película sobre su rodaje en ‘The Room’?

JM: Tommy es un tipo muy curioso. La primera vez que hablé con él fue por teléfono y lo hice con mucha cautela ya que me había leído el libro y digamos que este lo retrata como un tipo con una personalidad difícil.

Yo confiaba en que podía interpretar su personaje pero no sabía si para Tommy yo era la persona idónea. En esa primera toma de contacto, le pregunté en quién pensaba a la hora de interpretar su papel. A lo que Tommy me dijo que Johnny Depp. En ese momento, me reí pensando: “Johnny es la mayor estrella de cine actual del mundo, conseguirlo no es tarea fácil”. Entonces Greg, el autor del libro, me propuso a mí.

A lo que Tommy respondió: “Sí, James. He visto tu trabajo. A veces haces cosas buenas…”.

La verdad es que Tommy no vino demasiado al plató durante el rodaje. Mi primera interacción con él en el plató fue durante un pequeño cameo extraño que venía por contrato. Intentamos sugerir que hiciera una escena con mi hermano Dave pero él quería conmigo. Algo que no tenía sentido porque yo le interpretaba. Entonces, llegó al plató con una coleta y con un bigote pintado con la idea de interpretar a otro personaje que no fuera el mismo.

Ya luego cuando estrenamos la película, Tommy vino al primer visionado y ahí me dijo que el libro no le gustó, que solo tenía un 40% de verdad. A lo que yo le dije: “Tío, nuestra película está basada en este libro así que yo no sé si te va a gustar esta película”.

Durante el estreno no paraba de mirarle para ver cómo reaccionaba y ya entre bambalinas le pregunté qué pensaba. “Bueno, apruebo el 99,9%”, me dijo. Y yo le pregunté qué era ese 0,1% que no le gustaba. A lo que respondió: “Yo creo que deberías comprobar la luz al principio de la película porque no está bien la iluminación”.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!