Apenas con cuatro largometrajes en su filmografía, Javier Fesser es uno de los directores españoles que más personalidad propia a mostrado en sus obras. Sin embargo aparte de en este medio, donde más longeva es su carrera es en los cortometrajes, donde acumula un número mucho mayor, y también en anuncios publicitarios. Este tipo de obras cortas ha supuesto un formato ideal para el desarrollo de sus ideas, más cerca de los clásicos sketches que del desarrollo de una obra puramente estructurada.

Así podemos encontrar grandes ejemplos de cómo ha sabido plasmar su visión de una España arcaica y tradicional con el surrealismo más absoluto.

Una mezcla muy característica de su estilo y que viene ayudada en gran medida por el uso de efectos especiales, la fotografía y la elección del reparto.

Sus cuatro largometrajes

Su ópera prima fue la genial El Milagro de P. Tinto. Ya había realizado pruebas de escenas que se vieron en la película en alguno de sus primeros cortos, sin embargo esta obra fue el gran compendio de todas ellas. En el aspecto visual es completamente única, con momentos cargados de surrealismo pero a la vez de gran carga dramática, aunque por otra parte adolece demasiado de un desarrollo puramente narrativo.

Este aspecto visual, con cadenas de gags y un gran detallismo en la puesta en escena de su estilo, encajaba perfectamente con el universo que Francisco Ibañez creó en Mortadelo y Filemón, por lo que era el director ideal para llevar a esta pareja al cine.

Y lo hizo en dos ocasiones, la segunda a un nivel mucho más bajo que la primera, pero ambas demostrando de nuevo lo bien que sabe desenvolverse Fesser en el género de la comedia.

Entre ambas películas, cambió completamente de tercio para dirigir Camino, una película muy diferente a lo que llevaba haciendo donde se narra la historia de una niña en fase terminal de un cáncer y cómo vive esos momentos basados en su estricta fe.

Deporte y comedia

No es la primera vez que en nuestro país se utiliza un deporte mayoritario para realizar una película cómica. Ahí está el caso de Días de Fútbol, donde David Serrano reunió un gran reparto para hablar sobre un grupo de amigos que encuentra en el deporte rey un vehículo para escapar de sus dramáticas vidas.

En este caso Javier Fesser se ha fijado en el otro deporte mayoritario de nuestro país, el baloncesto, y en cómo un profesional debe cumplir una pena por mala conducta ayudando a equipos amateurs. La propuesta no es realmente novedosa, pero en manos de Fesser podemos esperar cualquier cosa. Está protagonizada por Javier Gutiérrez, que está muy de actualidad por sus trabajos en Estoy Vivo y Vergüenza, y campeones (no confundir con la serie japonesa) se estrenará el 6 de abril de 2018. De momento nos conformaremos con el trailer.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!