Durante siglos se desconoció su existencia, pero una habitación subterránea secreta en Florencia en la que Miguel Ángel se escondió de sus enemigos y dibujó bocetos en las paredes pronto podría abrirse al público por primera vez.

La habitación secreta de Miguel Ángel

Miguel Ángel buscó refugio en la pequeña celda en 1530, cuando huyó tras traicionar a sus patrones, los Medici, al apoyar una revuelta popular contra su gobierno. Durante los dos meses que pasó encerrado en la habitación, luchó contra el aburrimiento dibujando con carbón y tiza en las paredes, produciendo exquisitos bocetos de figuras humanas. La celda se encuentra debajo de las Capillas Medici, un mausoleo para los miembros de la familia renacentista más poderosa de Florencia.

Irónicamente, fue el propio Miguel Ángel el encargado de construir las Capillas Medici. Después de esconderse debajo de ellos, más tarde fue perdonado por la familia y se le permitió completar el proyecto. Aseguró tiempo después que se escondía en una celda pequeña, enterrado como el Medici muerto arriba, aunque escondiéndose de uno vivo y que para olvidar sus miedos, llenó las paredes con dibujos .

La habitación [VIDEO] en la que se escondió permaneció sin descubrir hasta 1975, fecha en la que se encontró por casualidad cuando los conserjes se toparon con una trampilla escondida debajo de un armario. La trampilla reveló un tramo de estrechos escalones de piedra que conducían a una sala rectangular. Las paredes estaban sucias, pero los tenues contornos de los dibujos se podían distinguir.

El moho y la suciedad se eliminaron cuidadosamente y los bocetos se revelaron, pero la habitación se cerró para proteger la preciosa obra de #Arte.

Paola D'Agostino, directora del Museo Bargello, que administra las Capillas de los Médicis aseegura que estan trabajando para hacer accesible la habitación secreta de Miguel Ángel y que hay un plan en marcha para hacer que el espacio sea seguro para los visitantes. Hay mucho que hacer, asegura.

Ella dijo que esperaba que la sala se pudiera abrir al público dentro de tres años. El acceso al espacio probablemente se limite a un pequeño número de visitantes a la vez. Para llegar hay que bajar por una escalera muy angosta y muy empinada que no se puede ensanchar, dijo Mónica Bietti, directora de las Capillas Medici. Por el momento solo es accesible para académicos especializados. También hemos producido imágenes virtuales de la sala, lo que permite a los visitantes admirarla sin entrar en ella, aseguró Mónica.

Los bocetos

Los bocetos parecen similares a algunas de las obras más famosas de Miguel Ángel, incluida su estatua de David, uno de los iconos más famosos de la #Italia renacentista, y pinturas de la Capilla Sixtina.

Un boceto de una figura muscular masculina con un brazo extendido se parece a un dibujo de tiza posterior de la Resurrección de Cristo. El rostro barbudo de un hombre es sorprendentemente similar a una de las estatuas de mármol de Miguel Ángel, una obra sinuosa titulada Laocoonte y sus Hijos. Algunas de las imágenes son poco más que garabatos, y probablemente no sean obra de Miguel Ángel, sino de contemporáneos, o incluso dibujantes que trabajaban en el proyecto de la Capilla Medici. #escondite