Tras pasar por Barcelona como embajador del certamen de culturismo ‘Arnold Classic Europe’, la estrella hollywoodiense aterrizaba el pasado lunes 25 de septiembre en la capital guipuzcoana de San Sebastián para presentar su último largometraje al que pone voz, ‘Wonders of the sea 3D’ (‘Las maravillas del mar’), en la 65 edición del Festival Internacional de Cine de la ciudad donostiarra.

Un documental filmado en tres dimensiones y producido junto a Jean-Michel Cousteu, hijo del renombrado explorador marino Jacques-Yves Cousteau, que recorre a lo largo de tres años localizaciones que van de las islas Fiji a las Bahamas.

Un apasionante viaje que sumerge al espectador bajo el agua de los océanos que cubren el 71% de la superficie de nuestro planeta.

“Una fiesta visual”, según el actor, que tiene el objetivo de concienciar tanto a niños como adultos sobre los tesoros del mar y la necesidad de preservar los mismos. Muy comprometido con el medio ambiente, el exfisioculturista reconvertido en actor comparecía en rueda de prensa poniendo en valor la responsabilidad que tanto gobierno como sociedad tenemos en materia del cuidado del medio ambiente.

“El documental no aborda la cuestión política”, Arnold Schwarzenegger

Pese al intento de esquivar las preguntas políticas asegurando que el medio ambiente no debería ser “una cuestión política”, el exgobernador de California subrayó su labor como gobernador en Sacramento y alardeó de que en los años que estuvo al frente aprobó leyes sobre el medio ambiente que hoy “son un ejemplo para el resto de país y el mundo”.

Y añadió: “Demostramos que se puede reducir la emisión de gases, potenciando una industria más verde. Si Trump y su equipo de republicanos de la Casa Blanca fueran inteligentes, copiarían nuestro modelo”.

A modo de meeting, Arnold, abanderando la lucha a favor de la preservación del medioambiente, se marcaba un discurso a lo “no hay derechas ni izquierdas" pero en versión ecologista afirmó "no hay agua democrática o republicana. Todos bebemos del mismo agua” .

Y recalando en la prensa ahí convocada lanzaba la siguiente pregunta a modo de reflexión sobre las implicaciones de la sociedad con la ecología: “¿Qué es lo que haces tú para que el mundo sea más limpio?. No nos limpiemos las manos pasando la pelota y la responsabilidad a los políticos. Hay que trabajar juntos. Cada uno de nosotros tenemos un papel muy importante que desempeñar. Estamos ante una cruzada ecológica que es de todos”

Del mismo modo, el explorador Jean-Michel Cousteu añadió: “En 1971 mi padre habló con el gobierno de los Estados Unidos y les dijo que si no hacen lo que hay que hacer de cara al medio ambiente en los próximos 30-40 años, será demasiado tarde”.

Según Jean-Michel, “si seguimos así quizás no lleguemos al siglo XXII”.

A pesar de la advertencia, el hijo del renombrado oceanógrafo Jacques-Yves Cousteau se mostró positivo ante un cambio a corto plazo: “Pienso que el ser humano no es suicida y quiero pensar que en el siglo XXI solucionaremos los problemas dejando de lado las religiones y razas”.

Así, en rueda de prensa aclaró que con ‘Wonders of the sea’ no pretende hacer un discurso sobre lo que estamos haciendo mal así como tampoco busca señalar a los culpables de la situación del medioambiente. En palabras de Jean-Michel Cousteau: “el documental tiene que ver con el amor. Nuestro objetivo es llegar al corazón del espectador porque solo cuando quieres algo, lo proteges”, explicaba el cineasta.

Por ello, el largometraje muestra a los espectadores miles de especies en extinción de las que dependemos en nuestra lucha por y para la supervivencia.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!