Si algo conocemos de Floki, tanto en la ficción como en la realidad, es que fue un maestro de la navegación escandinava. Fue el primero que llegó a Islandia en el siglo IX y esto lo sabemos gracias a un manuscrito llamado Landnámabók que se traduce como el Libro de los Asentamientos. Este decidió viajar a Islandia porque había escuchado que era un buen lugar.

Floki fue hijo de una mujer llamada Vilgerd Karadatter, que fue hija de un caudillo vikingo llamado Horda-Kåre, que pertenecía al antiguo reino de Hordaland que ahora hace referencia a Noruega.

Floki y su viaje

A este vikingo le costaba amoldarse a las nuevas tierras conquistadas por sus camaradas y consideraba que estaban a una temperatura demasiado alta. Así que no dudo en irse con su familia y su ganado a otras tierras que se ajustaban más a sus gustos, como es el caso de Islandia.

Comenzó su viaje moviéndose hacia el norte de Escocia, donde se narra que una hija murió al ahogarse en esos mares bravos, pero no dejó su trayectoria por ello y continuó hacia las Islas Feroe. Allí, otra hija se casó.

A Floki se le llamó Hrafna-Floki, que significa Cuervo-Floki, y esto se debe a que consiguió tres cuervos para que le ayudasen a encontrar esa tierra prometida que tanto buscaba. No viajó solo, sino que estuvo acompañado de tres hombres más. Cuando dejó volar al primer cuervo se dirigió hacia el sur, viajando de nuevo a las islas de las que venía. El segundo, lo soltó cuando ya había navegado algo más, se quedó en el barco dando vueltas sin avistar tierra firme.

Sin embargo, el tercero se dirigió al noroeste y es allí a dónde se dirigió Floki también.

Finalmente, se asentaron en una bahía situada al norte de la actual capital de Islandia. Uno de sus acompañantes que se llamaba Faxe comentó que era buena tierra y se llamó la Faxaflói, Bahía de Faxi.

Floki y su estancia en el nuevo asentamiento

Una vez descubrió las nuevas tierras hizo su primer asentamiento. Durante el verano no tuvo problemas así que eso le preparaba para pasar el primer invierno.

No obstante, la primavera tardó más de lo esperado en llegar y el ganado fue muriéndose de tal manera que subió al pico más alto que encontró y avistó un fiordo que en aquel momento tenía grandes cantidades de hielo. Es entonces cuando llamo a aquella tierra, La Tierra del Hielo.

Al final volvieron a su tierra natal, Noruega, llevando información sobre aquellas tierras que habían conocido. Terminó viviendo allí hasta que murió.

Fue el primer goði (sacerdote y caudillo tribal) de su clan familiar de los Möðruvellingar.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!