Cómo empezó todo

Sabemos que el arte contemporáneo [VIDEO] es un tema que suscita mucha controversia entre el público, ya que cada vez es más difuso definir qué es arte para la sociedad, aunque muchos sí que lo tienen claro. Y es aquí cuando ocurren experimentos como el del tema que tratamos y es que un chaval realizó hace un año una broma o un proyecto, ambas son igual de útiles en este caso. Dejó colocadas unas Gafas en el suelo del museo de Arte Moderno de San Francisco y al verlas ahí puestas pensaron que era una obra de arte. Esto ha pasado en otros casos y no es de extrañar ya que cada vez se difumina más lo que debe y no ser arte.

Más detalles

El chico quedó tan asombrado de que esto pudiese ocurrir de verdad que lo publicó en su red social de Twitter llegando a obtener 106 mil reacciones y seguramente siga obteniéndolas.

El joven se hace llamar Teejay y aunque creamos que la causa de poner las gafas fue para hacer una broma, resulta que tiene un pensamiento que va más allá. Y es que para el jóven, poner las gafas en el suelo era una manera de evidenciar que los asistentes a un museo tienden a tratar de interpretar cada artilugio artístico que se encuentre en el recinto. Y la verdad, es una reflexión interesante.

La experiencia de Teejay

Según nos cuenta el chico, todo este asunto de poner las gafas sobre el suelo del museo estuvo sacado por una situación que vivió con unos amigos cuando estaba visitando una galería. En aquella galería estaban expuestos todo tipo de objetos, entre ellos un peluche lo que los llevó a pensar que si había un peluche allí solo para interpretarlo dentro de una galería, todos los objetos podrían ser interpretados y reflexionados.

Es así como decidieron poner las gafas en el suelo del Museo de Arte Moderno de San Francisco a la espera de si la gente lo vería como un objeto de exposición.

Y en efecto, así ocurrió. Al ver que varias personas empezaban a reflexionar en torno al objeto y a analizarlo como si se tratase de una obra puesta por el museo, el chico quedó impresionado. Incluso la fotografiaban.

Otros experimentos

Resulta que no es la primera vez que lo intenta sino que ya puso en otra ocasión una gorra y una canica en otra galería para simular lo mismo que esta última vez. Sin embargo, no tuvo tanto éxito como la de las gafas en las redes sociales aunque sí que tuvo una reacción similar por parte de los asistentes del museo.

Aquí debajo os dejamos el Twitter del chico [VIDEO]junto con la famosa publicación.