En el mundo, y en especial en la cultura japonesa, muchas veces se desconoce de grandes figuras femeninas que fueron guerreras y lucharon por su patria, al igual que muchos otros hombres. Es por eso que en este artículo vamos a haceros una introducción a #Tomoe Gozen, una de esas figuras femeninas japonesas que marcó un punto de inflexión en la historia. Por supuesto, era una mujer samurái y luchó al lado de su esposo. La historia de esa mujer se plasmó en el libro Historia de Heike rondado el siglo XII.

El arte marcial como modo de vida

Para saber algo más de su vida, vivió en el siglo XII en Japón y como ya comentábamos antes, fue samurái y este título se adquiría usualmente a través de la familia que debía ser también samurai.

Es cierto que las mujeres no estaban enfocadas a la lucha. Es decir, eran instruidas en el arte de la guerra pero como un factor complementario para que en el caso de que fuesen atacados sus hogares, pudieran defenderlo sin tener que depender de los hombres. Utilizaban principalmente el naginata que eran armas alargadas lo que les permitía mantener una distancia con el enemigo. Era un arma de madera y al final tenía una hoja metálica con la que cortar.

En el caso de Tomoe, también llegó a utilizar el arco y cabalgaba caballos a la perfección.

El amor como fortaleza

La gran samurái estuvo envuelta en las famosas Guerras Gempei que tuvieron lugar a finales del siglo XII donde se enfrentaron dos clanes, el Taira y el Minamoto. Ya sabéis que por aquel entonces #Japón estaba formado por numerosos clanes que tenían desacuerdos y por lo tanto, guerras.

En el caso de Tomoe, formó parte del clan Minamoto junto a su esposo que se llamaba Minamoto Yoshinaka y era general.

Por desgracia, la guerra acabó y fue a favor del clan Tomoe seguido del Shogun de Kamakura, acusando a Minamoto de realizar conspiraciones en su contra y por lo tanto, llegando a ser enemigo del Estado. Esto en Japón era una de las peores cosas que te podía pasar y los hombres que una vez tuvo a su lado, lo abandonaron salvo los más fieles y Tomoe.

Este gesto de mantenerse a su lado, es una muestra de valentía y amor incondicional.

¿Y la muerte de Tomoe?

Algunas fuentes indican que murió junto a su esposo en batalla mientras que otras afirman que Tomoe fue una compañera del general y finalmente, la tercera versión que dice que terminó aplicando a un templo budista.

Tomoe sigue siendo una de las figuras femeninas samurái más interesantes de Japón. #Historia antigua