Los cines españoles vieron estrenar ayer la esperada, esperadísima, película de la productora DC: Wonder woman. Actualmente, DC Cómics y Warner Bros están trabajando en una larga trama de películas que llevan a la vida las historias contadas previamente en los cómics. Así, empezamos disfrutando de esta aventura en 2013 con El Hombre de Acero, continuando con Batman vs Superman: El Amanecer de la Justicia, donde ya vimos a la impresionante Gal Gadot salvar al mundo como la Mujer Maravilla; y el Escuadrón Suicida, formando estas tres películas una alfombra roja para llegar a la proyección más esperada por parte de los fans de DC: La Liga de la Justicia, cuyo estreno se estima a finales de este año.

Wonder Woman, particularmente, creó una expectación especial tras la valoración negativa que recibieron las películas anteriormente mencionadas por parte del público. Su estreno en Estados Unidos se produjo hace más de un mes, llegando a nuestros oídos innumerables rumores que no hacían más que admirar a la Mujer Maravilla.

Llevada a la vida por la actriz israelí Gal Gadot, Wonder Woman es la primera superheroína que protagoniza su propia historia en las grandes pantallas, al menos de los últimos diez años.

Los directores han optado por el formato flashback para contar la historia de la heroína desde sus inicios en la isla amazónica Thermyscira, dominada por guerreras, cuyo deber es mantener el equilibrio entre lo bueno y lo malo en el mundo, según cuenta la historia. La paz y la armonía en la isla se ven interrumpidas cuando un espía británico, Steve Trevor, se estrella con su avioneta, perseguido por la tripulación alemana, durante el trascurso de la Primera Guerra Mundial.

Tras enfrentarse a los alemanes y compeler a Steve a contar su historia, la princesa de Thermyscira, conmovida por la situación que Europa estaba viviendo, decide acompañarle, convencida de que quien la ha provocado ha sido Ares, dios de la guerra en la mitología griega.

Infiltrada entre las autoridades británicas bajo el nombre de Diana Prince, la Mujer Maravilla está decidida a poner fin a la Gran Guerra.

Buscando el equilibrio perfecto entre la ingenuidad e inocencia, y la fuerza e independencia, Diana nos muestra una valentía extraordinaria al enfrentarse a las tropas alemanas. Emprendiendo una gran aventura, que solo podréis ver en los cines, Wonder Woman consigue su objetivo, dejando un impecable ejemplo de bondad y valor.

Ahora bien, ¿por qué necesitábamos a Wonder Woman?

Al ver anunciada la película, todos nos encontramos sorprendidos, puesto que el universo de superhéores siempre ha sido protagonizado por personajes masculinos.

Sin duda, el personaje que nos presenta Wonder Woman en esta película me parece un ejemplo del necesario empoderamiento femenino (women empowerment), que no se deja guiar ni manejar por los personajes masculinos, siendo fiel a sus valores. De esta forma, al mismo tiempo que Diana se sumerge en una guerra que estaba mermando a toda Europa, se niega a mirar hacia el otro lado ante las justicias con las que se va encontrando.

Así, por fin tenemos una superheroína independiente, ejemplo a seguir.

Por otro lado, nuestras expectativas respecto las películas de DC se quedaron prácticamente en nulas tras ver las decepcionantes Batman vs Superman y Escuadrón Suicida, que cojeaban tanto en guión, como en interpretación y producción. Sin embargo, la llegada de la guerrera amazónica nos ha vuelto las ganas, demostrando que tanto DC Cómics como Warner Bros pueden estar preparándonos un futuro esperanzador a los frikis. De esta forma, podríamos decir que incluso ellos mismos necesitaban a Wonder Woman para devolver la fe a sus seguidores.

Por último, todos necesitábamos ver a Gal Gadot en acción, representando a un personaje que parece hecho específicamente para ella. Fiel adaptación a la Wonder Woman con la que hemos crecido a través de los cómics, mejorada extraordinariamente por la sensacional actuación de la actriz israelí que no da lugar a ningún tipo de crítica. Acompañada por Chris Pine (Star Trek), Robin Wright (House of Cards) y, en definitiva, un cast extraordinario, podemos decir que Gal Gadot ha protagonizado la película que necesitábamos.

Llena de aventuras y emociones, y envuelta en una banda sonora excepcional, Wonder Woman se coloca, sin duda, como uno de los mejores estrenos de este año.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más