Hace cuatro años revolucionó el Cine con su transgresora La vida de Adèle”, y pilló con el paso cambiado incluso a Steven Spielberg, que para quedar bien, aunque también por lógica fascinación, le dio la Palma de Oro de ese año y proclamó a los cuatro vientos que vería de nuevo dicha película en compañía de sus hijos.

Luego, la película sufrió las iras de Promouvoir, asociación ultracatólica que ve sexo y perversión por todas partes, al imponer que no fuera considerada para mayores de 12 años en Francia, sino para 16, aunque luego el Consejo de Estado falló a favor del filme y se mantuvo dicha calificación.

Pero su director Abdellatif Kechiche, cuya carrera artística y cinematográfica, igual que la de sus dos actrices, nunca ha vuelto a ser la misma, ha tenido que recurrir a algo insólito para acabar la postproducción de su nueva película, “Mektoub is Mektoub”, basada en el libro “La blessure, la vraie” de François Bégaudeau, que ya inspiró “La clase”, ganadora de la Palma de Oro en 2008, con Sean Penn de Presidente del Jurado.

La que nos ocupa habla de un joven guionista que va a pasar las vacaciones veraniegas en un pueblo francés del Mediterráneo.

Kechiche, al acabar el rodaje, decidió dividir la película en dos distintas. Ello provocó que el dinero que iban a aportar terceros se desvaneciera, como el de un Banco y el de alguien más. Como dice el cineasta, lo de estrenar dos películas en vez de una “provoca un problema con los contratos, ya que me había comprometido a rodar una [sola] película”. Por ello, está “en el limbo”.

La manera de conseguir dinero para acabar dignamente la película antes de su estreno va a ser poco habitual, como hemos dicho: la Palma de Oro ganada por él con “La vida de Adèle” será subastada, y también algunos de los cuadros al óleo que aparecían en la película.

La distribuidora Quat’Sous se encargará de la subasta de todo el material.

Desde el duro rodaje de dicha película y las recriminaciones entre director y actrices, Léa Seydoux es la única que ha conseguido que su carrera siguiera normalmente, con películas francesas y extranjeras, entre ellas una de la saga James Bond.

Kechiche no ha podido hasta ahora acabar la nueva película, que estamos contando aquí, y Adèle Exarchopoulos pareció engullida por el personaje de su “tocaya”, pese a su merecido César a la Mejor Actriz Revelación, por lo que le costó encontrar proyectos nuevos diferentes. Actualmente espera su primer hijo, de su relación con el rapero francés Doums.

La Palma de Oro que ahora quiere subastar tiene un valor aproximado de unos 20.000 €, compuesta de 19 hojas hechas a mano, de unos 118 gramos de peso y cuyo material es oro de 18 quilates. La fabrica desde 1998 la joyería suiza Chopard.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!