En la actualidad, existe un interés especial por saber más sobre los misterios que se esconden detrás de la evolución del ser humano. Pero si hay que destacar un auténtico enigma que se pierde en los albores de la Humanidad, es inevitable mencionar a una especie que provoca grandes quebraderos de cabeza a los científicos: el homo neanderthalensis o el hombre de Neandertal.

Al hablar del Neandertal, nos estamos refiriendo a otra especie diferente al Homo Sapiens, que tanto incumbre al ser humano actual. Ambas especies convivieron durante miles de años (entre 10.000 y 12.000), donde el hombre de Neandertal no tenía nada que envidiar al Homo sapiens, siendo candidato a tener una inteligencia que hoy en día no nos atrevemos a otorgársela.

Sin embargo, son muchos los interrogantes que envuelven al Neandertal desde que fue hallado en 1856 en el valle alemán de Neander, no muy lejos de Düsseldorf. Incluso nada más ser hallado se dijo que era un cosaco ruso que persiguió a Napoleón y que sufría raquitismo para explicar así su arqueamiento de piernas y de la zona de las cejas... Desde que fueron descubiertos, han supuesto un verdadero problema para ser encajados en la línea evolutiva, ya que es difícil de explicar que exista otra especie inteligente, aunque exista una cierta hibridación entre los dos "homos".

En esa inteligencia que poseían se ha llegado a decir que poseían un sistema de comunicación que podría ser considerado como lenguaje.

Es cierto que el Neandertal poseía un aparato fonador muy similar al del Hombre actual, pudiendo tener un primitivo sistema de lenguaje, ya que es su cerebro no estaba tan desarrollado si bien se ha especulado que era más grande.

Se ha hablado de su fuerza y osadía en la caza, pero si hay algo que destaca es la atribución de una concepción espiritual.

Y es que al Neandertal se le ha otorgado la actividad de llevar a cabo ritos funerarios que desembocaría en una preocupación por la muerte. Realizaban enterramientos y se interpreta que hay objetos en forma de ajuares, así como restos de plantas en forma de ofrendas ¿Tenía creencias el hombre de Neandertal?

También los científicos apuntan a una inteligencia creativa que les permitiría realizar un arte esquemático que plasmaban en los recintos que habitaban, cuyo significado se ha perdido con el paso de los milenios. Hemos visto que el hombre de Neandertal no tiene nada que envidiar al Homo Sapiens y, sin embargo, desapareció sin más, estando su último reducto en el sur de la Península Ibérica. Pudo ocurrir que, en esa coexistencia entre las dos especies, se impusiera la más fuerte provocando la fulminación de la más débil hasta su desaparición.

¿El encuentro entre estas dos humanidades fue tan tremendo que supuso la deceso de una de ellas? ¿Qué fue lo que ocurrió? ¿Lo sabremos algún día?

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!