Solo tiene 23 años y ya ha sacado adelante su propio negocio empresarial y musical. Se autodefine como "dicharachera y muy enamoradiza", además, en su biografía de la red social Instagram, Sofía Ellar -como es conocida en el panorama artístico, ya que su nombre real es Sofía Lecubarri Ruigómez- resalta que canturrea "como una perdiz". Pero, ¿cómo entonan estos animales? "Por el campo y despreocupados mientras dan un paseito", explica entre carcajadas. Ante todo, esta joven cantautora de origen anglosajón desprende buen rollito, y sus seguidores lo notan.

Con su primera gira 'Seis Peniques' en marcha, acaba de lanzar nuevo single 'Verano con lima', por el momento disponible en Itunes y Spotify. Sofía es un terremoto que no descansa y así seguirá, al menos, hasta el próximo 6 de julio. Entonces tocará en Barcelona y por ahora esta es la última fecha anunciada para sus conciertos de este verano. Pero, según advierte a sus seguidores, "aunque me digan que frene el carro no puedo hacer otra cosa que levantar el lápiz, el papel, y compartir nuevas historias con vosotros".

Hemos hablado con ella.

- ¿Quién es Sofía Ellar?

- Sofía Ellar es una niña que está cumpliendo su mayor aspiración: emprender una carrera artística de manera independiente.

- ¿Y Sofía Lecubarri Ruigómez?

- Esta tiene más pimientos y es tozuda como ella sola. De todas formas, sigue siendo quien lucha a capa y espada por cumplir su sueño en el mundo de la Música.

- Comenzó a darse a conocer gracias a algunas canciones publicadas en la red musical SoundCloud, pero pronto llegó Instagram.

¿Por qué esta red social?

- SoundCloud era una plataforma fácil de utilizar y con ella realmente llegaba a mis amigos (y a algún espabilado más). Instagram ya fue tirarme a la piscina, perder el pánico, y compartir trocitos de canciones con quienes, poco a poco, se han ido uniendo a esta gran familia.

- Ya cuenta con más de 95k de seguidores solo en Instagram.

- Qué pasada, ¿verdad? Las redes sociales, bien utilizadas, son una herramienta muy potente de la que tenemos que tirar en esta era digital en la que vivimos.

¡Compartir el talento humano con el resto del mundo en un solo click es maravilloso!

- ¿Viene de familia esta pasión por la música? En ocasiones publica vídeos acompañada de su hermano con la guitarra.

- En casa nos han fomentado mucho la música como algo necesario en nuestras vidas ya que potencia la sensibilidad, la empatía y la inteligencia emocional, entre otras cosas. Mi madre canta mejor que yo y el peque toca que es una maravilla escucharle. Yo solo me defiendo con la guitarra, y ésta, junto a mi cuaderno, me ayuda a componer todas mis canciones.

- ¿Y Dorian? Quizá sea el gato más popular de Instagram.

- Mira, de Dorian ni me hables, que yo creo que se le ha subido la tontería a la cabeza. ¡Este gato es un demonio!

- Encontró a Dorian en la calle. La de los animales es una de las causas que defiende. ¿Le da tiempo a seguir haciendo este tipo de cosas que hacía antes de comenzar con 'Seis Peniques'?

- ¡Por supuesto! El día tiene 24 horas y si sabes planificarte tienes y debes (hace hincapié en esto) tener tiempo para todo, sobre todo si se trata de aportar tu granito de arena para hacer de este mundo un lugar mejor. Lo que yo siento por los animales es parecido a lo que siento con la música, y quién mejor que un animal para darnos ese amor tan incondicional y llenar nuestros días de sonrisas.

- Tiene 23 años y ya ha sacado adelante un negocio empresarial y musical. ¿Cómo lo lleva?

- ¡Como buenamente puedo! Es duro. Hay días en los que me derrumbo y lo paso mal. Lejos de ser la niña que solo compone, canturrea y toca la guitarra, también soy la que gestiona el negocio que rodea a todo el proyecto. Me cuesta delegar, creo que eso lo he heredado de mi padre. Me considero 'curranta', pero no puedo negar que cuento con el mejor apoyo en casa y con un equipo de músicos y amigos que se desviven por este proyecto.

- ¿Qué cosas echa de menos de cuando solo era Sofía?

- Tantas. Salir y poder liarla (ríe).

Era más juerguista hace un par de años y me gustaba pasármelo bien sin que nadie me dijera nada. No es que ahora no pueda, pero tengo que tener cuidado y tener una rutina de disciplina para cuidar la voz. Lo de salir un viernes y despertarte un sábado afónica y con dolor de cabeza es algo que no me puedo permitir. Este proyecto me ha cambiado mucho, me ha hecho madurar una barbaridad y no puedo negar que, con todo lo dicharachera que soy, me da vergüenza y pánico el tema de que me reconozcan por la calle. ¡Yo quiero seguir siendo Sofía a secas!

- ¿Qué ha cambiado desde la primera vez que se subió a un escenario?

- Cambia el show y se multiplica el número de personas que viene a verte. No es como antes, cuando tenía que sobornar a mis cuatro amigos, que eran los únicos que venían a verme. Pero lo que no cambia es quién soy yo al bajar del escenario. Cuando termina un concierto, Cenicienta vuelve a casa en calabaza y sin sus tacones de cristal.

- 'Seis Peniques'. ¿Por qué?

- Porque la libertad no tiene precio y para todo lo demás mastercard (carcajea). 'Seis Peniques' es una metáfora , es el precio de la libertad, que es lo que yo defiendo a muerte en mi proyecto musical. Es el poder cantar en español y en inglés en un mismo disco y hacer lo que me sale de dentro sin que nadie se imponga en el arte, en mis canciones.

'Seis Peniques' es un bar muy especial para mí. Lo recuerdo con cariño porque lo relaciono con una historia de amor muy intensa que me ha marcado mucho. Tanto que de ella han brotado cuatro canciones de este primer disco.

- El amor se repite en muchas de las canciones. ¿Podemos vivir sin él?

- El amor es tan necesario como el aire que respiramos. En mi caso, es el tema principal. Siempre he sido muy enamoradiza e intensifico esos sentimientos cuando estoy delante de un papel. Como decía Pablo Neruda, "es tan corto el amor, y es tan largo el olvido".

- ¿Cómo surge el nuevo single 'Verano con lima'?

- Esta canción es más fresca y liviana en cuanto a la letra. Surge tras un disco pesado lleno de muchos sentimientos muy intensos que ya he sacado del corazón y compartido con todos. Ahora se ha abierto un hueco para una canción más desenfadada y alegre con un pequeño toque agridulce y melancólico para no perder esa esencia.

- ¿Por qué una fruta tan ácida como la lima?

- Volvemos a ese toque agridulce. Es alegre pero la historia no deja de narrar a esa chica que no es ni la más guapa ni la más diva. En cambio, es aquella que cura las heridas: esa mujer con la que quieres pasar el resto de los días por lo auténtica que es.

- ¿Tocará esta canción en los próximos conciertos o aún es pronto?

- Los chicos me quieren matar, pues no la hemos ensayado, pero como la tenemos fresca porque la grabamos hace un par de meses creo que podremos incorporarla al repertorio.

- Mezcla el inglés y el castellano en su obra. ¿En qué idioma piensa?

- Uf, depende. Mi cabeza 'rula' a mil y en 'spanglish'. Es cierto que últimamente estoy escribiendo más en español, pero te puedo asegurar que tengo dos ideas en inglés para el segundo disco y que no pienso ignorar esa vena anglosajona.

- ¿Qué siente cuando canta? ¿Y al componer?

- Me siento viva, que no es lo mismo que vivir.

También recuerdo. Recuerdo cosas que quizá, si no hubiese dejado escritas, mi cabeza hubiera querido borrar. Al componer siento adrenalina, una bola de energía que luego se desprende al cantar.

- En su biografía de Instagram dice que "canturreo como las perdices". ¿Cómo es eso?

- (Ríe). ¡Pues de esa manera, por el campo, despreocupadas, mientras dan un paseito!

Las entradas para los próximos conciertos de Sofía Ellar están disponibles en la página web 'ticketbell'.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!