¿Quién no ha visto cuando era peque —o no tanto— decenas de películas de dicha factoría cual disco rallado? Sin embargo, pocas veces nos fijamos en detalles que pueden resultar muy curiosos. Y algunos de ellos resultan ser de lo más picantes. He aquí una recopilación con los mejores momentos:

1. Humor negro en Los tres cerditos:

1933 fue un año durísimo en América. La Gran Depresión seguía causando estragos y miles de norteamericanos se hallaban desempleados. Quizá por ello Disney incluyó alguna dosis de humor negro.

Cuando los tres protagonistas tocan el piano podemos observar, si prestamos la debida atención, salchichas colgadas en la pared junto con un letrero en el que se lee PADRE. Un punto para Disney.

2. Oculta negación de responsabilidad en los créditos finales de Frozen:

Muchas veces hemos escuchado eso de “Pues te vas a comer los mocos”. ¿Pero solamente los hombres lo hacen? No sabemos si se dice de forma irónica o no, pero Kristoff lo afirma en la película Frozen como muestra la imagen. El joven cree que todos los hombres comparten dicha afición, ya sean príncipes o no.

Lo que verdaderamentellama la atención es que, en los créditos, los responsables de la película se desprenden de las opiniones expresadas por Kristoff, y hacen bien: más vale prevenir...

3. Un falo en Hércules:

Es una leyenda muy extendida la de la inclusión de falos en las películas Disney, y en realidad no se trata de ningún mito. Un ejemplo de ello lo encontramos en Hércules. En la escena en la que el héroe lucha contra el Guardián del río, el primero golpea al segundo y lo lanza por los aires.

El chichón que le crece en la frente tiene forma de...¡pene! Qué traviesillos están hechos estos de Disney.

4. Mike Wazowski también busca a Nemo:

Y de nuevo volvemos a hablar de créditos finales. Parece que los protagonistas de Buscando a Nemo contaron con la ayuda del personajillo verde de Monstruos S.A. y nosotros no lo sabíamos hasta ahora. Eso sí, aparece acompañado por sus gafas y sutubo pertinentes, no vaya a ser que se ahogue.

5. Una mujer en 'topless' en Los Rescatadores:

Parece que ha habido picarones Disney en todas las épocas. Si lo hubo en los noventa con Hércules, también los encontramos en los setenta en la película Los Rescatadores. En ella, podemos observar (eso sí, prestando mucha atención) cómo una mujer en 'topless' se asoma a la ventana mientras Bianca y Bernard vuelan sobre NuevaYork sobre un albatros. ¿Será qué la vecina tiene calor? Seguiremos investigando a ver si damos con su identidad.

6. A113: código secreto:

El código A113 aparece en prácticamente todas las películas de la factoría Pixar. Nosotros traemos algunos ejemplos.

¿Y a qué alude tal código? Pues muy sencillo: al número de clase que compartieron algunos de los trabajadores de Pixar. Lo podemos encontrar, entre otras, en Toy Story, Ratatouille, Wall-E o Up.

7. Cameos en Frozen:

Volvemos a detenernos en la historia de Elsa para destacar algunos cameos en los que posiblemente no hayas situado tu foco de atención. Durante la coronación de la protagonista podemos observar que, entre los invitados, se encuentran Tiana y Naveen de Tiana y el sapo. ¡Vaya celebración más concurrida!

8. Nemo en Monstruos S.A.:

Si Mike Wazowski hacía una visita a la fauna de Buscando a Nemo, qué menos que esta fuera devuelta por el pececito Nemo.

Y así es: cuando la entrañable niña Boo se está despidiendo de Sully, le ofrece varios juguetes. Uno de ellos es la vaquera Jesse deToy Story 2, y otro es Nemo, como podéis apreciar en la imagen. Lo curioso es que muchos de vosotros no repararíais en este detalle porque Monstruos S.A. se lanzó en 2001 y Buscando a Nemo, en 2003. Era solo un aperitivo.

9. El perro Dug de Up se presenta en Ratatuoille:

Parece que la práctica que acabamos de ver de presentar a un personaje en una película anterior a la que él protagonizará es habitual en Pixar. Esto vuelve a suceder, pero de una manera más tímida aún: la sombra del perro Dug de Up ya aparece, dos años antes de que se estrene esta película, en Ratatouille.

Curioso, ¿no?

10. La “chica Coppertone” visita Frozen:

Parece que Frozen guarda muchas curiosidades. Tercera vez que acudimos a esta película para revelar algunos de sus secretos. Muy conocido es en el ámbito de la publicidad el anuncio de la “chica Coppertone” de 1959. Tal ha sido su influencia, que en muchas películas lo han recreado, con mayor o menor gracia. Frozen no podía sermenos, aunque con algunas variaciones: ¿qué preferís: el perrito o la gaviota?

¡No os perdáis la segunda parte, viene cargada de emociones!

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!