El Refranero español últimamente está en boga por los tintes machistas que según algunas asociaciones tienen. La Real Academia no ha querido pronunciarse, pero más allá de eso, lo que está claro es que a pesar de ser sabio, si que hay muchos refranes que entre ellos mismos más que ayudarnos, nos complican las cosas y no nos queda claro que hacer al final. ¿Quieres una demostración? vas a ver 12 refranes en parejas de 2 que entre ellos mismos se desmienten o no aclaran al final que es lo que debemos hacer.

A quien madruga, Dios le ayuda, pero no por mucho madrugar amanece más temprano.

Como se puede entender esta oda a madrugar como algo bueno con la contradicción que es que por mucho que te levantes pronto no te van a ocurrir las cosas antes?¿ , la verdad que da que pensar y dice bastante de la fiabilidad de unos refranes que dan una de cal y otra de arena ¿qué hacemos? ¿madrugamos o no madrugamos?

La cara es el espejo del alma. ¡Aunque las apariencias engañan!

La cara de alguien nos dicen mucho,pero también te dicen que las apariencias engañan, algo verdaderamente curioso. ¿En que quedamos? ¿nos fiamos o no de la cara o las pintas de alguien?

En la mucha necesidad, se conoce al amigo de verdad. Pero no hay amigo ni hermano, si no hay dinero en la mano.

Nuestro refranero no nos deja muy claro si conocemos a los amigos de verdad cuando no tenemos dinero o si hay que tener dinero para saber si tenemos amigos.

Ten cerca a los amigos, pero más a los enemigos. Eso sí, a enemigo que huye, puente de plata.

Otro de esos momentos en los que el refranero más que ayudar lo que hace uno es liarle de manera definitiva. ¿Qué debe,os hacer hacer tener cerca a los enemigos o alegrarse de que se vayan y no vuelvan?

A la tercera va la vencida. Aunque no hay dos sin tres…

Aquí nos dicen que a la tercera vamos a conseguir algo, pero ¿qué pasa cuando no ocurre nada a la tercera ocasión? ¿tiramos la toalla? ¿nos dedicamos a otra cosa mariposa? misterios del refranero.

La intención es lo que cuenta, pero el Infierno está empedrado de buenas intenciones.

¿En que quedamos con la intención? no sabemos si es buena o no vale para nada, una de esas dudas a las que llegamos cuando los refranes se entrecruzan peligrosamente, lo cierto es que parece que las intenciones de no materializarse no vale para demasiado.

¿Te ha quedado claro al final que hacer? seguro que no y estás no solo con menos dudas, incluso seguro que tienes más, los refranes tienen razón en muchas ocasiones pero en otras están totalmente equivocados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más