País de nieve cuenta la historia de un amor imposible ambientado en Niigata, la región más fría de Japón, donde rugen con fuerza los vientos helados procedentes de Siberia. El manga, ilustrado por Sakuko Utsugi, acaba de publicarse en España por la editorial Quaterni y es una fiel adaptación de la novela de Yasunari Kawabata, el primer japonés que ganó el Premio Nobel de Literatura en 1968.

En invierno, esas montañas permanecen aisladas del resto del mundo, cubiertas por una atmósfera de frío, nieve y soledad hasta la llegada de la primavera.

Durante varios meses, los caminos permanecen cortados y sólo funciona el ferrocarril, el único contacto con el exterior.

En un vagón de tren viaja Shimamura, un empresario rico y casado, que una vez al año se escapa de su monótona vida en Tokio en busca de otro tipo de distracciones. En las termas sabe que encontrará la compañía de mujeres para pasar la noche, pero lo que no se espera es conocer a la bella Komako, una aprendiz de geisha que a pesar de su juventud e inexperiencia, logrará cautivarlo como nunca nadie había hecho.

El idilio entre los dos comienza de casualidad y casi sin pretenderlo, poniendo en un dilema al protagonista, que no sabe si prolongar un amor imposible pero por el que siente una gran atracción. Y es que, en algún momento, deberá volver a la ciudad con su mujer y sus hijos. Por otro lado, en mitad del paisaje blanco, aparece una muchacha de voz triste llamada Yoko, quien siente un aparente odio hacia Komako y completa este enigmático triángulo.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Libros

Nos encontramos ante una historia romántica con toques de shojo (para chicas) y seinen (adulto), con un estilo realista y maduro en el que la artista Sakuko Utsugi sabe moverse con soltura, como se puede apreciar en otras obras suyas como Sensual Trigger y Fate/Stay night.

País de nieve comenzó siendo un relato por entregas para un periódico de Tokio. En 1937, Kawabata escribió un final abierto, pero esto no gustó a sus lectores, que se las ingeniaron para convencerle de que lo acabase de otra forma.

Más de una década después y tras desechar varios borradores, el autor sorprendió a todos con el desenlace, que se añadió como último capítulo del libro, publicado en 1948.

El manga es un fiel reflejo de la novela, a la que complementa cuidando hasta el más mínimo detalle, como los diálogos de los personajes, reproducidos exactamente igual, y las descripciones de los paisajes nevados, que podrían considerarse como el cuarto protagonista.

Quien se adentre en las páginas del cómic, también querrá profundizar más en la novela, que es de una lectura mucho más pausada. Una oportunidad perfecta para acercarse a la narrativa de Yasunari Kawabata, constantemente marcada por la presencia de la soledad y la muerte.

Con esta idea, la editorial madrileña Quaterni ha publicado otros textos de la literatura oriental en formato cómic: Hagakure, el código del samurái, Soy un gato y Kokoro. Todos ellos son tomos únicos y presentan un tamaño cómodo de leer de 12x15 cm.

En concreto, País de nieve tiene 213 páginas y la traducción del japonés ha sido realizada por Bárbara Pesquer Isasi. 

Sin duda, se trata de una estupenda iniciativa para animar a los lectores a acercarse, tal vez por primera vez, a estas obras de una forma distinta, más visual y desenfadada, sin perder la esencia de la novela original.

Star Wars protagonista del Comic-Can y del Festival del Manga

El arte de la aerofagia en la pintura japonesa

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más