Alguna vez en nuestra vida hemos mentido, nadie se escapa de este mal, mentimos por diversos motivos. Las personas piensan que toda mentira acaba siendo perjudicial, tanto para la persona que la dice como para el que recibe. Pero... ¿por qué mentimos? A veces las personas mienten debido al miedo de ser castigado, por haber hecho algo que no está correcto. Todos mentimos, unos más que otros, unos mienten para herir, otros para halagar, muchos para conseguir lo que quieren, sin importarle los daños que pueda ocasionar a las personas.

El mentir se ha convertido en una necesidad para salir airoso en determinada circunstancia.

El problema sería si comenzamos a mentir muy a menudo porque se convierte en hábito. Lo malo es que si las personas se dan cuenta que eres un mentiroso compulsivo, nadie creerá en ti, porque es un comportamiento que afecta a tu credibilidad.

Hay un dicho: "primero cae el mentiroso, que el ladrón". Una mentira piadosa o blanca es cuando no quieres causar mas daño a una persona, y que no sufra por eso caemos en las mentiras. ¿Es bueno mentir? Como sabemos que la mentira es una forma de evadir la realidad y no esta bien mentir. Se han realizado estudios científicos y se ha comprobado que decir la verdad es beneficioso, porque mejora la salud mental y física de la gente. Además confirmaron que las personas que disminuían en mentir, estaban menos tensas, sufrían menos dolores de cabeza.

La mentira en si misma está mal y a veces las circunstancias obligan a mentir.

Vídeos destacados del día

Hay mentiras pequeñas y mentiras grandes, como buenas y malas. Pero ante todo debes ir con la verdad, porque si te descubren que has mentido quedas muy mal y ya depende de los principios de cada persona. Cualquier tipo de mentira es nociva, porque puede ocasionar duda, desconfianza, y perderás tu credibilidad. Debes de tomar en cuenta que tu conciencia te estará molestando siempre, porque te hará sentir mal, ya que no has sido sincero y siempre estarás con el temor a ser pillado y a sufrir las consecuencias.