Trotsky fue expulsado de Francia en 1916 , en plena Primera Guerra Mundial y pasó unos meses en España , donde las autoridades no lo querían porque sus ideas " eran demasiado avanzadas para España".

 Trotsky era un brillante intelectual y escritor y dejó unos apuntes sobre sus impresiones sobre nuestro país que siguen siendo muy interesantes casi 100 años después.

Anuncios
Anuncios

Trotsky dice que Barcelona le pareció una ciudad medio española, medio francesa, como una Niza llena de fábricas.El catalán no escatima ningún medio para hacer dinero.

Los catalanes son los contrabandistas con privilegios de España, lo que no pueden producir ellos mismos lo importan del extranjero y lo venden como catalán.

El público español de toros, zarzuelas o cantantes callejeros es monstruosamente despiadado, los hombres silban y gritan, las mujeres murmuran y se ríen.

Trotsky - Mis peripecias en España
Trotsky - Mis peripecias en España

El Imperio Británico hizo todo lo posible para hundir a España en la época de su toma de Gibraltar, primero apoyando al pretendiente de los Austria al trono español y luego traicionándolo y Trotsky advierte que es el mismo estilo   de lo que está haciendo Inglaterra en esta Primera Guerra Mundial.

Los niños que pintaba Murillo, harapientos,mugrientos, descalzos, con piojos son los mismos que Trotsky ve por las calles.

Belmonte es más importante que el rey, todos los españoles lo admiran y lo imitan.

Anuncios

Todo en la política española se hace por dinero, el Conde de Romanones es el hombre más rico de España. Los catedráticos copian libros malos y hacen un nuevo libro más malo y lo hacen aprender a sus alumnos, que constantemente hacen huelgas sin  motivo, para tener unos días de  vacaciones.

"La música era brusca, el ritmo compulsivo" , España es como una Francia primitiva, tosca, medio africana. Uno de los policías españoles que lo vigila es " el tipo más imbécil y más bajo  posibles , con unas manos enormes que rompen las nueces igual que romperían la cabeza de un delincuente si fuera necesario".

Los españoles son sociables pero muy sucios, Son caprichosos y se quejan de dolor en los riñones, del calor, del frío, del cansancio.

Por todos lados vendedores de lotería y nadie que compre los boletos. La policía española lo mete en la cárcel unos días "porque el Rey ya ha sufrido muchos atentados", y Trotsky ve que hay dos tipos de celdas, las de los que pagan y las de los que no tienen dinero.

Los españoles son como unos franceses sin instrucción y Madrid es una imitación de París.La lluvia , cuando cae, lo transforma todo, lavándolo y refrescándolo.

Anuncios

Los españoles son una vieja raza que se ha dejado decaer, no hay tono en sus músculos, en sus caras, hablan y hablan y cantan canciones populares. Rumanía es como España pero sin su historia.

Los bancos mandan en España. Un país lleno de todo tipo de tipos humanos , pero todos gritan y vociferan. En la estación, muchos mendigos ofreciéndose a llevar las maletas, mucha suciedad, poca higiene,  muchos comercios cargando los precios y mucha moneda falsa en circulación.

Anuncios

Trotsky dejó España poco después pero todavía estaría vinculado con nuestro país en su muerte, a manos del espía de Stalin, Ramón Mercader.

Haz clic para leer más