La crisis del Coronavirus no cesa y una vez más, a los españoles les toca afrontar unas fechas importantes sin saber si podrán hacer las maletas e irse al aeropuerto. Y es que, con los cierres perimetrales que el país está realizando por comunidades autónomas, parece que ir a pasar la Semana Santa a la playa o a la montaña va a ser un plan imposible de realizar durante las fiestas religiosas.

Sin embargo, cada vez son más los ciudadanos que, asumiendo el riesgo, se dispondrían a salir del país en estos días, gracias a una normativa que, sin duda, favorece a los residentes de las grandes ciudades de España con aeropuertos con conexiones internacionales.

Solo los ciudadanos que dispongan de aeropuerto internacional

A pesar de las diferentes normativas autonómicas, el Gobierno ha sido muy claro con la prohibición de viajes de ocio interregionales, permitiendo solo los traslados por fuerza mayor. Sin embargo, nada se ha especificado de las fronteras internacionales, las cuales están abiertas ante cualquier movimiento de población.

Así como España lleva recibiendo las últimas semanas oleadas de jóvenes franceses en busca de medidas sanitarias más flexibles, los españoles ahora ven la posibilidad de viajar fuera de España, acatando las normas del país de destino, aunque parece que no todos están incluidos en estos planes, ya que solo podrán realizar vuelos internacionales aquellos ciudadanos cuyo aeropuerto regional tenga dichos destinos.

De esta manera, las personas de las grandes ciudades podrán acercarse sin problema y sin justificación a su aeropuerto de referencia, mientras que aquellos cuyos aeropuertos solo contemplen vuelos nacionales, no podrán disfrutar de estos servicios, ya que, debido al cierre perimetral, no está permitido entrar en otras comunidades con fines de ocio.

Deberán acatar las restricciones en el aeropuerto de destino

Pero no todo va a ser ocio y libertad, ya que a pesar de que las fronteras están abiertas, los viajeros deberán acatar las normativas sanitarias de los lugares de destino. La mayoría de los países están pidiendo PCR negativa con un máximo de 72 horas para demostrar que no se está contagiado a la hora de acceder al avión.

Sin embargo, otros países podrían incluso exigir una posible cuarentena preventiva, por lo que deberán ser los propios viajeros los que sopesen las consecuencias de sus vacaciones. Lo que parece claro es que, tal y como está la situación sanitaria en España, los ciudadanos están ingeniándoselas como sea para tener un respiro en medio de esta larga pandemia, después de que las autoridades afirmaran que nos vamos aproximando sin remedio a la cuarta ola de coronavirus.

Los principales aeropuertos en recibir españoles serán los europeos

Y es que, aunque los aeropuertos del resto del mundo también podrían ser un posible destino, los españoles, para estas fechas de Semana Santa parece que se quedarían en Europa a pasar unos días de desconexión.

Los principales destinos en cuanto al acatamiento de las restricciones serían Francia, Portugal, Irlanda o Países Bajos, donde se está pidiendo, a la llegada al aeropuerto, un formulario sanitario y un PCR negativo de 72 horas. Sin embargo, los viajeros deben tener en cuenta que en cualquiera de los destinos podrían, ante cualquier sospecha, solicitarles que se quedaran en cuarentena entre 10 a 14 días.

En cuanto a las normas básicas de salud durante este tipo de vacaciones, el uso de mascarilla y distancia social es obligatorio en todas las instalaciones de los aeropuertos y, dentro de los aviones, las compañías manifestarán sus propias regulaciones de seguridad, sea cual sea el destino.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!