Las autoridades judiciales del Reino Unido han dictaminado no extraditar a Julian Assange a los Estados Unidos. Dicha decisión ha sido fundamentada en presuntos trastornos mentales por parte del detenido. El peligro de suicidio ha sido instrumentalizado por la justicia de Inglaterra para fallar a favor del acusado de espionaje, y de la divulgación de documentos de extremo secreto de los Estados Unidos, todo ello relacionado con el famoso caso Wikileaks.

Julian Assange tiene 49 años, él representa uno de los casos de mayor importancia para el Gobierno de los Estados Unidos.

Por ello el equipo legal que representa a la administración norteamericana ha optado por apelar la decisión de la justicia británica. En ese contexto se espera que el caso Assange se traslade al Tribunal Superior y posteriormente al Tribunal Supremo, en medio de una disputa judicial que seguramente convocará la mayor presión del Gobierno estadounidense.

El equipo legal del Gobierno estadounidense apelará ante las autoridades judiciales británicas

En caso de que el proceso judicial de Assange se traslade al Tribunal Superior, y posteriormente al Tribunal Supremo se espera que las divergencias conlleven a un largo camino procesal de varios años más. Julian Assange, natural de Australia, y fundador del espacio Wikileaks, fue detenido en abril de 2019 en la embajada de Ecuador en Londres, desde ese momento se encuentra en prisión preventiva por lo que ya lleva 21 meses privado de su libertad.

En el Reino Unido las autoridades judiciales habrían rechazado todos los argumentos de la defensa de Julian Assange

En días pasados, la magistrada había rechazado todas las herramientas utilizadas por la defensa de Julian Assange para evitar su extradición a los Estados Unidos. Cabe recordar que a Assange se le imputan 17 cargos de espionaje y uno de pirateo informativo.

Y desde el mes de octubre se procedió al proceso que demandaba el Gobierno de Estados Unidos, bajo la administración de Donald Trump, para que se extraditara al fundador de Wikileaks a territorio norteamericano, en ese momento el procedimiento llevado a cabo por las autoridades inglesas duró cuatro semanas.

El Gobierno de Estados Unidos utiliza ley de 1917 para lograr la extradición de Assange ante las autoridades británicas

La administración de los Estados Unidos hace uso de la Ley de Espionaje de 1917, con el fin de alcanzar la extradición de Julian Assange. Y en base a ese texto legal es que han imputado los 17 cargos de espionaje al fundador de Wikileaks. La filtración de documentos secretos de los Estados Unidos ha motivado la acción para que el equipo legal estadounidense afiance su postura con respecto al hecho de que Assange debe ser confinado en los Estados Unidos.

Cabe destacar que durante 2019 fue retirado el asilo que había sido otorgado a Julian Assange en 2012. El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, decretó la medida en contraposición a la decisión que había tomado su predecesor Rafael Correa.

El fundador de Wikileaks había pasado siete años en la embajada de Ecuador en Londres, bajo ese recurso se había resguardado de una detención por parte de la Interpol, ante la solicitud de las autoridades estadounidenses.

El caso Assange y su relación con Chelsea Manning

Julian Assange ha sido protagonista del caso más mediatizado de divulgación de documentos confidenciales, desde el momento en que a través de Wikileaks se publicaron un conjunto de manuscritos y videos de operaciones militares del Gobierno de los Estados Unidos. Un ejemplo de esos videos retrata la situación en Irak, y el ataque en 2010, donde fallecieron dos periodistas de Reuters y más de diez ciudadanos iraquíes. En ese momento Estados Unidos era dirigido por el presidente Barack Obama.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!