El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, será demandado por la Asociación Brasileña de Prensa (ABI), por haber puesto en peligro a los periodistas que cubrían su anuncio de positivo de Coronavirus. Paulo Jerónimo de Sousa, presidente de la ABI, ha manifestado a través de un comunicado que Bolsonaro sigue actuando de manera "criminal" y "poniendo en peligro la vida de otras personas", luego de presenciar el mensaje televisivo donde se pudo ver al presidente de Brasil sacarse la mascarilla y acercarse a los periodistas luego de comunicar que padece la enfermedad.

Bolsonaro puso en riesgo la vida de periodistas de medios afines

Según La Vanguardia, la Asociación Brasileña de Prensa elevará una demanda al primer mandatario ante la Corte Suprema del país carioca por el descuido de Bolsonaro, que rompió el confinamiento recomendado por los médicos. De Sousa ha comentado que Jair Bolsonaro recibió en su residencia a periodistas afines a su política para anunciarles personalmente acerca de su positivo de COVID-19, pero que no cuidó la salud de los reporteros. Tal como relata El Mundo, el presidente del Brasil recibió a los periodistas vestido con una camisa azul y portando una mascarilla blanca simple. Y que, a poco de comenzar el encuentro, se acercó a los micrófonos de los reporteros, deteniéndose a menos de un metro, poniendo en riesgo la vida de los periodistas.

Bolsonaro infringió dos artículos del Código Penal de su país

Luego, Bolsonaro se alejó unos metros y se quitó la mascarilla, en un acto considerado por la ABI como irresponsable y se volvió a acercar para decir algunas palabras más a los representantes de la prensa. Según afirma el medio citado, para De Sousa con su actitud el presidente del Brasil infringió el Código Penal de su país, el cual en sus artículos 131 y 132 indica que quien realice un acto capaz de producir un contagio o transmisión de enfermedad grave, debe ser castigado y puede recibir hasta cuatro años de cárcel.

Bolsonaro, de 65 años, accedió a hacerse un test de coronavirus luego de presentar síntomas de la enfermedad como fiebre de 38°C y dolores musculares. En sus declaraciones públicas, el primer mandatario que ha devaluado el poder de la enfermedad considerándola una "gripecita", ha manifestado sentirse bien a pesar de su diagnóstico.

Bolsonaro ha manifestado estar tomando el medicamento cloroquina

El presidente, alineado en el ultraderechismo político, ha declarado que está tratando su cuadro de coronavirus con cloroquina, medicamento cuya eficacia contra el COVID-19 no está demostrada. Vale recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó este lunes 6 de julio la suspensión de los ensayos con hidroxicloroquina en pacientes hospitalizados por COVID-19, al no reducir la mortalidad de los más graves. El positivo del primer mandatario de Brasil se produce cuando el país es el epicentro latinoamericano de la pandemia de coronavirus, con un millón y medio de personas contagiadas y más de 67.000 muertos.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!