Los disturbios y los saqueos en la ciudad de Minneapolis están aumentando por momentos y los diferentes canales de Televisión de Estados Unidos se hacen eco de lo que sucede en la calle tras la muerte del ciudadano George Floyd. Cada minuto las protestas por la muerte del ciudadano afroamericano se recrudecen más y las imágenes del hombre, en el suelo, inmovilizado por tres agentes de policía de raza blanca hasta que este muere asfixiado se repiten una y otra vez en la televisión.

Las imágenes de la detención de George Floyd han dado la vuelta al mundo

El agente que fue responsable de la muerte de George Floyd ya ha sido detenido a pesar de que la Fiscalía, en un primer momento, había dejado claro que no tenía ningún tipo de intención a la hora de presentar cargos contra el policía.

Donald Trump ya ha advertido que el ejército va a actuar en los disturbios que se están organizando en caso de que sea necesario y quiso recordar en su última intervención sobre el caso que, cuando empiezan los saqueos, entonces, empiezan los disparos. La ciudad de Minneapolis está hirviendo de auténtica indignación tras la emisión de las imágenes de la muerte del ciudadano George Floyd, un vídeo emitido en la mayoría de cadenas de televisión del país y que ha provocado un gran levantamiento en las calles: el hombre había muerto a manos de un agente de policía, casualmente, de raza blanca.

Los canales de televisión se están haciendo eco de los levantamientos en las calles del país. Un nuevo episodio de agresión racista y que demuestra que, todavía hoy en día, la población afroamericana sigue aguantando una gran violencia por el mero hecho de su color de piel.

Estas imágenes emitidas en varios canales de televisión han desatado una gran oleada de protestas en la mencionada ciudad de los Estados Unidos.

Recrudecimiento de la crispación

Miles de ciudadanos volvieron a las calles para seguir protestando por el asesinato de un hombre de origen afroamericano, detenido tras ser sospechoso de haber intentado realizar una compra en una tienda con un billete que era una falsificación.

Un agente de policía, de raza blanca, no dudó en inmovilizarlo con su rodilla sobre la zona del cuello hasta que el detenido falleció asfixiado, pese a que en ningún momento opuso resistencia y suplicó en varias ocasiones que no podía respirar. Estas imágenes han dado la vuelta al mundo a través de la televisión y las redes sociales.

Cuando cae la noche, tanto los saqueos como los incendios se extienden por Minneapolis. Pero, el pasado jueves varios manifestantes se reunieron alrededor de la comisaría de Policía del Precinto número Tres de la ciudad estadounidense, que se ha convertido en un verdadero símbolo de las manifestaciones y protestas por el fallecimiento de Floyd. En un momento determinado, alguien logró encender fuego al mencionado edificio de la policía, que empezó a arder ante la alegría de muchos de los manifestantes, que llegaron a celebrarlo con fuegos artificiales. Entonces, la Alcaldía pidió a los manifestantes que se alejasen de la zona ante el riesgo real de que el edificio pudiera llegar a explotar, ya que en el interior del mismo había material explosivo.

Las cámaras de televisión grabaron todo lo sucedido y el miedo a una explosión era real. Las llamas eran un símbolo de la lucha por los derechos humanos en el país.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!