La hija del rey saudí ha sido condenada por golpear a un trabajador a diez meses de cárcel. El maltratado habría tenido lugar en un piso de alto standing de la ciudad de París. Según ha quedado demostrado, la miembro de la Casa Real saudí, Hassa bint Salman, habría ordenado que le dieran una paliza a un trabajador de su séquito al sospechar que este le había grabado con su teléfono móvil.

Según la determinación de un tribunal de Francia, la hija del actual rey de Arabia Saudí fue cómplice del maltratado de un trabajador, que fue golpeado y secuestrado en su apartamento de alto standing ubicado en París. Por ello, la princesa ha sido condenada a una pena de cárcel de diez meses.

Según el abogado defensor, el trabajador habría mentido en todo

Tras conocer el veredicto por parte del tribunal francés, el abogado que se encarga de la defensa de la princesa ha asegurado que la mayor parte de las declaraciones realizadas por el trabajador son completamente falsas y van a presentar una apelación para demostrar que Ashraf Eid, como se llama el empleado, ha mentido en todas y cada una de sus declaraciones.

Según la primera acusación, el propio Ashraf Eid habría dicho a un policía que el guardaespaldas de Hassa bint Salman le ató las manos, le dio una palizas con golpes y patadas y le forzó a besar los pies de la mencionada princesa después de que ella le acusara, falsamente, de haberle grabado con un teléfono.

Eid explicó a los encargados de la investigación que el equipo de seguridad de la princesa le quitó el teléfono con fuerza y que mientras era golpeado, la princesa le habría hablado como si fuera un perro, asegurando que iba a aprender a tratar a una princesa, a un miembro de la familia real.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Emmanuel Moyne, el abogado que se encarga de la defensa de la princesa, cuestiona todas y cada una de las conclusiones por parte del tribunal. En ningún caso hubo robo ni violencia. Todos los hallazgos realizados por los investigadores y los certificados médicos presentados demuestran que las acusaciones realizadas por Eid son totalmente fantasiosas.

La princesa es hermana del heredero saudí y puede haber tensiones con Francia

La princesa, de 43 años de edad, es la hermana de Mohammed Bin Salman, príncipe heredero del reino saudí, que ha negado en todo momento cualquier clase de irregularidad a través de su equipo de abogados, ya que no ha querido comparecer ante el tribunal para escuchar la sentencia.

Francia siempre ha tenido muy buenas relaciones con Arabia Saudí, aunque la situación puede cambia después de que Emmanuel Macron haya tomado la decisión de salvar el acuerdo nuclear con Irán, un acuerdo al que Estados Unidos y Arabia Saudí se oponen de manera rotunda.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más