Nuevo episodio en el culebrón del “Brexit”: Boris Johnson ha perdido la mayoría absoluta y Reino Unido quedaría abocado a tener unas elecciones, de manera anticipada. Por otro lado, Phillip Lee, diputado conservador, ha comunicado que abandona su partido, ante la sorpresa de todos los presentes.

Ya han pasado tres años desde que se realizara el polémico referéndum del año 2016, y, desde entonces, la política inglesa se ha convertido en el mejor ejemplo de lo que implica el surrealismo a nivel político.

Sin duda, el Parlamento británico, los ministerios ubicados en Whitehall y el número 10 de Downing Street se han convertido en el escenario de un verdadero culebrón con novedades y giros de guión casi diarios.

Boris Johnson veía atónico cómo el último debate en el Parlamento estaba fuera de su control

El último episodio fue sorprendente: el malo acabó perdiendo y los buenos, como en las películas infantiles, ganaron en el último momento.

Si antes del descanso el Parlamento le había metido tres goles a Theresa May, ahora, el metió uno decisivo al propio Boris Johnson.

El último debate en el Parlamento fue mucho más duro de lo esperado y el Ejecutivo llegó a ser comparado con el de un país tan diferente como Corea del Norte.

Al final, la iniciativa en contra de la salida sin acuerdo y para solicitar una nueva prórroga logró 27 votos que, otra vez, le han dado la victoria.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Y gracias a políticos conservadores que se convirtieron en héroes por ser capaces de poner por delante los intereses de su país a los suyos personales. Sin duda, un debate que fue seguido y que dejó grandes imágenes para la historia del país en un momento tan complicado como el actual.

Philip Lee, conservador, pensó antes en lo mejor para el país que en sus intereses personales

El comienzo del mismo no pudo tener un tono más dramático, con Philip Lee (diputado tory) que decidía cambiar de bando, pasando de los bancos del Gobierno a los de la oposición, cambiando a los compañeros conservadores por los antagonistas liberales con una gran solemnidad.

Boris Johnson no se podía creer lo que estaba viendo y, atónito, no sabía dónde mirar. Acababa de perder la mayoría por un escaño en lo que se conoce como los “Comunes” y no dudó en expulsar de su propio partido a todos los que votaron en su contra. Incluso, en la lista se incluían varios ministros actuales y una figura de gran significado histórico: el nieto de Winston Churchill.

Y la sorpresa para el final: Boris Johnson ha convocado elecciones anticipadas, cuya fecha será dos semanas antes de la salida del país de la Unión Europea.

Según el político, el país tendrá que elegir a quién quiere para negociar con la Unión Europea en Bruselas, a él o a Jeremy Corbyn.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más