Donald Trump ha decidido recrudecer su guerra contra los inmigrantes y, en este caso, ha decidido sacar adelante una reforma que cambia el período máximo del detención (20 días) que protegía a las familias inmigrantes desde el año 1997.

Esta reforma ha sido anunciada por el Gobierno de Estados Unidos el pasado miércoles 21 de agosto y con esta modificación se lograría el objetivo de que las familias inmigrantes puedan ser detenidas de forma indefinida, por lo que se sustituiría un acuerdo del año 1997 que “de facto” limitaba este período de arresto a un máximo de 20 días a favor del bienestar de los pequeños.

Trump acaba con el 'Acuerdo Flores' firmado en el año 1997 que buscaba proteger a los menores

Muchos medios recuerdan que de esta manera los menores podrían ser detenidos de manera indefinida si no tienen papeles y se acabaría con el conocido como “Acuerdo Flores” que es como se conocía la mencionada ley del año 1997.

Será este viernes cuando los ministerios de Sanidad y de Interior de los Estados Unidos emitirán una nueva normativa por lo que el Acuerdo Flores llegará a su fin.

El principal escollo para Trump era que el mencionado “Acuerdo Flores”, firmado en el año 1997, obligaba al Gobierno de los Estados Unidos a mantener a los menores de edad en las condiciones menos restrictivas posibles y a liberarlos cuanto antes, nunca superando los 20 días de detención máxima.

El “Acuerdo Flores” fue firmado por el propio Gobierno de Estados Unidos para evitar una sentencia poco favorable después de que una demanda interpuesta por Jenny Lisette Flores, menor procedente de El Salvador sin papeles, fuera detenida en condiciones insalubres. Desde ese momento, este acuerdo ha sido utilizado como guía a la hora de tratar a los menores de edad que llegaban al país sin papeles.

Los 'Dreamers' lograban la ciudadanía y los familiares de los menores también eran liberados, al ser los responsables de su manutención

La mayoría eran dejados en libertad a las dos semanas de llegar y otros, los “Dreamers” lograban la ciudadanía de Estados Unidos. Otros eran liberados junto a sus familiares, ya que los jueces solían considerar que si el niño quedaba libre, sus tutores también debían quedar libres al ser los responsables a la hora de cubrir la manutención del menor.

Según el Gobierno de Trump, este pacto solo ha facilitado a los adultos procedentes de países del centro de continente americano a emigrar de manera ilegal a Estados Unidos, siempre con menores, para así poder aprovecharse de las protecciones que estos últimos tenían y poder quedar en libertad, cuando podrían tener antecedentes o ser miembros de mafias.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más