Se están investigando una serie de posibles extorsiones que habría sufrido los familiares de las personas que han fallecido durante el último tsunami que ha tenido lugar en el territorio colindante a Indonesia, lugar donde son frecuentes este tipo de catástrofes naturales.

Han muerto 430 personas

Ha quedado constancia de que algunas personas han tenido que pagar cantidades de hasta 3,9 millones de rupias (al cambio, unos 234 euros) para poder recuperar los restos de sus seres queridos y poder enterrarlos.

Las fuerzas policiales de Indonesia están llevando a cabo una serie de investigaciones tras recibir varias denuncias contra. Al menos, el hospital que habría extorsionado a algunos de los familiares de los 430 ciudadanos que han fallecido a causa del tsunami que tuvo lugar el pasado 22 de diciembre, en el estrecho de Sonda, entre las islas de Java y Symatra.

Neta S. Pane, presidente de la ONG Indonesia Police Watch, ha pedido a la policía del país que actúen cuanto antes para detener, lo más rápido posible, a los culpables antes de que hagan desaparecer las pruebas y evitar que las personas que han perdido un familiar tengan que volver a sufrir.

Según se explica en las denuncias recibidas, en el RSDP (Hospital Drajat Prawiranegara) localizado en Serang (capital de Banten, provincia de Indonesia), algunos familiares se han visto obligados a pagar cantidades de dinero de hasta 3,9 millones de rupias (unos 234 euros al cambio) para poder llevarse el cuerpo de su ser querido y enterrarlo.

Piden que se publiquen los nombres de los implicados

Desde las ONG no sólo se pide que se devuelva el dinero que se ha cobrado, también, que se hagan público los nombres de los sanitarios que han llevado a cabo la extorsión.

Por el momento, Tatu Chasanah, regente de Serang, ha desmentido el cobro de cualquier tipo de extorsión y que todos los cuidados a las víctimas que han sobrevivido al tsunami se realizado de forma completamente gratuita.

Por el momento, los datos de la tragedia del tsunami son 430 fallecidos, 159 desaparecidos, 1495 personas heridas y 21.991 han sido desplazadas. La actividad del volcán Anak Krakatan, que fue el responsable de este tsunami, no ha ido a menos por lo que no se permite a los habitantes de la zona que se acerquen a las playas.

Indonesia está situada encima de lo que se conoce como Anillo de Fuego del Pacífico, una zona que se caracteriza por su gran actividad volcánica y sísmica. A lo largo de todo el año tienen lugar más de 7.000 terremotos, aunque la gran mayoría son leves o moderados.

Este último tsunami fue causado por el volcán Anak Krakatan, que significa en indonesio “hijo del Krakatoa”. Se descubrió en 1927, tras emerger en el estrecho de Sonda. Se ha vinculado a la gran explosión de 1883 del histórico Karakatoa que destruyó su propia caldera, provocó la muerte de 36.000 personas cuyos efectos se sintieron alrededor del mundo durante meses.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más