El papa Francisco aceptó la renuncia del arzobispo McCarrick acusado de abusos sexuales. Cabe destacar que el papa ya le había pedido que se confinara y se apartara de sus funciones hasta que se esclarecieran los hechos de abuso sexual.

Theodoro McCarrick nació en Nueva York en 1930, es un sacerdote que fue ascendido a obispo y luego arzobispo en la archidiócesis de Nueva York. En el 2001 es trasladado a Washington. A nivel internacional, McCarrick es uno de los cardenales estadounidenses más conocidos, fue ordenado cardenal por Juan Pablo II y participó en el cónclave del 2005 en el que fue elegido pontífice Benedicto XVI.

Por los momentos se encuentra jubilado. Este tiempo lo ha dedicado a viajar y se mantenido en la lucha en contra de las violaciones de los Derechos Humanos e irónicamente ha participado en la defensa de las medidas en contra de los curas pederastas en EE.UU.

El arzobispo de Washington presenta su renuncia al papa

El viernes en la tarde el papa Francisco recibió una carta de Theodoro McCarrick, cardenal y arzobispo emérito de Washington, donde presentaba su renuncia como miembro del colegio cardenalicio.

El papa Francisco aceptó la renuncia del arzobispo y le ordenó que debería permanecer apartado de sus funciones hasta que se esclarezcan en un juicio canónico totas las acusaciones en su contra, relacionadas con abusos sexuales. Así mismo el papa Francisco ordenó que McCarrick debería permanecer recluido en una casa asignada para una vida de penitencia y oración.

Theodoro McCarrick, arzobispo emérito acusado de abuso sexuales

El cardenal y arzobispo, de 88 años, ha sido acusado de cometer abusos sexuales.

Estos hechos se remontan hace cincuenta años cuando McCarrick era cura en la archidiócesis de Nueva York.

Las acusaciones de abuso sexual han sido negadas en todo momento por McCarrick, y ha referido que ha colaborado en la investigación del Vaticano para aclarar los hechos. Sin embargo, en un informe que realizó una agencia independiente presentado el 20 de junio la archidiócesis informó que la comisión que investigaba las acusaciones determinaron que eran creíbles y que estaban fundamentadas.

Además, un hombre aseguró al The New York Time, que McCarrick había abusado de él cuando era niño.

El hombre relata que todo comenzó cuando él tenía 11 años y esos abusos se extendieron por 20 años. El arzobispo emérito de Washington es uno de los obispos de mayor jerarquía involucrados en acusaciones de abuso sexual.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más