Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte, comienza a cumplir su palabra dada al presidente Trump, de iniciar el desmantelamiento de su programa armamentístico. A pesar de las dudas que suponía que el mandatario asiático pusiera en práctica los acuerdos alcanzados en la cumbre de Singapur, un mes después los hechos comienzan a hablar por sí mismos.

El día lunes fue reportado por los expertos de la página especializada 38North, que se están realizando trabajos de desmantelamiento en la estación de lanzamiento de satélites de Sohae, ubicada en el extremo noroeste de Corea del Norte.

Esta conclusión obedece al análisis de imágenes satelitales que realizara dicha página, en donde se evidencia una grúa y diferentes vehículos de gran tamaño, lo que hace suponer el desmontaje y retiro de estructuras.

La principal base aeroespacial también funcionaba como centro de prueba de misiles

La base de Sohae funciona como el centro aeroespacial de mayor tamaño e importancia para el lanzamiento de satélites, pero también es un enclave para el desarrollo y uso de motores de combustible líquido, principal fuente propulsora de misiles balísticos.

De igual manera, las imágenes dejan ver que igualmente ha comenzado a ser desmantelado el edificio anexo a la estación de lanzamiento, el cual funciona como una fábrica de ensamblaje de proyectiles y misiles.

La solicitud de abandono del programa armamentístico norcoreano, principal pedimento del Gobierno norteamericano, descansa sobre un pilar fundamental: el desmantelamiento y entrega del arsenal nuclear por parte de Corea del Norte. Si bien, este último aspecto no ha sido logrado, comienzan a darse indicios que podrían desencadenar en la desnuclearización de la península coreana.

Reacciones de Corea del Sur y de EE.UU.

Mientras tanto, las reacciones no se han hecho esperar. El Gobierno de Corea del Sur, a través de uno de los directores de su Oficina de Seguridad Nacional, que depende del presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha dicho que «Seguramente tenga un efecto positivo en el tema de la desnuclearización. Esta señal es mejor que nada y creo que el Norte está avanzando paso a paso hacia el desarme».

Por su parte, el presidente norteamericano, Donald Trump, no ha dejado pasar la oportunidad para escribir en su cuenta Twitter que: “Un cohete no ha sido lanzado por Corea del Norte en 9 meses. Del mismo modo, no hay pruebas nucleares. Japón está feliz, toda Asia está feliz. Pero "falsas noticias" están diciendo (…) que estoy enojado porque no va lo suficientemente rápido. ¡Incorrecto, muy feliz!”.

El mensaje se produce en clara referencia la actitud de Corea del Norte y el abandono de su política armamentística.

El desmantelamiento de la base Sohae es un paso significativo en el cambio de la postura belicista norcoreana. Por lo pronto, el proceso de pacificación va a pasos lentos. No obstante, las muestras de buena voluntad que comienza a ver por parte del Gobierno de Pionyang, podrían suponer un mayor acercamiento en las relaciones diplomáticas entre ambos países.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más