Según el monitoreo de servicios del centro de divulgación del conocimiento económico para la Libertad (CEDICE libertad) en Venezuela, el déficit de transporte público alcanza el 80 %. Luis Salazar, presidente del comité de transporte público en Venezuela informó este sábado que van veintiseis personas fallecidas por el uso de los transportes públicos improvisados o los llamados perreras, así como numerosos heridos, todo esto consecuencia de la crisis de transporte que viven los venezolanos.

Desde hace varios meses se vienen utilizando las perreras, como se conocen comúnmente en todo el territorio nacional de Venezuela, debido a la escasez de transporte público. Las autoridades relacionadas con el servicio de transporte no quieren asumir su responsabilidad en los diferentes hechos que se han presentado, por ejemplo el uso de los transportes improvisados, los cuales carecen de los requerimientos mínimo de seguridad, o no están en condiciones para circular.

Es responsabilidad del estado el garantizar unidades de servicio público de calidad.

La escasez de unidades disponibles, el costoso valor de un taxi y la falta de dinero efectivo son las dificultades que tienen que superar el venezolano. Muchas personas, optan por subir a un camión de basura, viajar colgados o caminar para llegar a sus destinos.

Personas heridas y víctimas fatales por el uso de las perreras

Han ocurrido varios accidentes con víctimas fatales donde han perdido la vida los pasajeros, como el caso de una camioneta Toyota que cayó por un barranco en un sector rural de los Valles del Tuy, provocando 11 fallecidos.

La ausencia de transporte alcanza un 72 % en el estado Vargas, donde por la escasez de transporte los usuarios se montan, literalmente colgando de las puertas de las unidades, y se han caído con los vehículos en marcha, lo que ha ocasionado muchos heridos.

El pasado 15 de junio aumentó el número de víctimas fatales por el uso de estas perreras, en La Yaguara (Maracay) falleció un señor de 54 años de edad al caer de una de estas unidades utilizadas como transporte público.

El hombre trató de subir a la unidad y como no tiene las condiciones mínimas de seguridad, resbaló y cayó al suelo, a pesar de ser atendido falleció. Hechos como este han sido motivo en el país de múltiples protestas ante la crisis del transporte. Debido a la escasez o falta de repuestos, para repotenciar o reparar las unidades, transportarse es un martirio y un viacrucis para el ciudadano de a pie.

La falta de repuesto aumenta el número de unidades no operativas

La mayoría de las unidades de transporte están inutilizadas por fallas en la transmisión, la caja o el motor, otras por las ruedas o las baterías, todos debidas al denominador común, la falta de repuestos. La cantidad de dinero que se requiere para reparar los vehículos es elevada, se requieren de millones de bolívares y el cobro de pasaje es sumamente bajo, por lo que no se equlibra.

En caracas ha ido en aumento el uso de las perreras, debido a las fallas en el servicio subterráneo las cuales son cada vez más constantes.

La necesidad de movilizarse hacia los sitios de trabajo, a sus hogares o a las instituciones educativas, obligan al ciudadano a recurrir a medios de transporte no adecuados. Para poder salir de sus hogares utilizan cualquier medio de transporte, como camiones volteos, gruas, camionetas con asientos improvisados, camiones de transporte de basura, entre otros. Las organizaciones de transportistas mencionan cifras que rondan entre el 40 y 50% de pasajeros que utilizan este servicio, sobre todo en el interior del país.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más