La Coordinación Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala anunció que cesarán las actividades de búsqueda después de tres días de intenso trabajo. La CONRED aclaró que el material volcánico aún con altas temperaturas y las condiciones ambientales imposibilitan las labores de los voluntarios.

Aumento de las cifras

Hasta el momento las cantidades se han elevado a 99 fallecidos, decenas de heridos, casi 200 personas desaparecidas y más de un millar de damnificados como consecuencia de la erupción volcánica.

Asimismo, la Coordinación Nacional para la Reducción de Desastres informó de la instauración de un comando de monitoreo para asegurar el lugar, recomendando a la ciudadanía no acercarse a las zonas afectadas.

El Presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Francesco Rocca, dijo este jueves que las víctimas de este desastre necesitarán ayuda continua y prolongada; también agregó que pueden tardar aproximadamente 12 meses en recuperar la zona afectada, ya que las personas perjudicadas perdieron sus casas, pertenencias y a sus seres amados de forma trágica.

“La magnitud de esta catástrofe no puede ser subestimada “, agregó Rocca.

La IFRC comunicó que tienen como prioridad a las víctimas, pero que los ríos de lava desbordados generan un daño mayor; un ejemplo es el recubrimiento de ceniza en las zonas de la cosecha. Aunque aún no se conoce el impacto económico de ello, se espera que no sea un desastre adicional.

Francesco Rocca destacó las labores de todos los que voluntariamente se prestaron para socorrer en la emergencia, los catalogó de valientes e indestructibles pese al cansancio que presentan todas estas personas.

Cinco días han pasado luego de que el volcán hiciera erupción, si bien es cierto que las cifras de decesos aumentan a diario y que desconoce el estado de los desaparecidos, las buenas noticias también tienen lugar.

Héroes anónimos

Erick Pérez, quien es oficial de una división de fuerzas especiales de la policía, relata como él y su grupo lograron rescatar una niña de un poco más de 5 meses de edad. En un principio, por error, las autoridades habían comunicado que la madre de la niña rescatada había fallecido, pero informes posteriores descartaron esa información.

Pérez, quien fue uno de los primeros en llegar al lugar del desastre, cuenta que se encontraba haciendo un reconocimiento de la zona, recorriendo los tejados de las casas que habían quedado inundadas en lava y cenizas. En una dirección contraria a su recorrido, escuchó lo que pareció un llanto, no dudó en cambiar de dirección y se dirigió hacia donde se encontraba la niña.

“Yo corrí con la fortuna de llegar antes que nadie a donde estaba la niña, luego la pasé a los brazos de mis compañeros mientras auxiliaba al resto de su grupo familiar”, dijo Pérez.

Erick no solo rescató a la niña, sino que socorrió a toda la familia: “era una familia que se encontraba esperando a la muerte, resultó muy duro observar a esa familia en la impotencia por no tener fortalezas ya para batallar para sobrevivir”, añadió Pérez.

El momento del rescate fue filmado por un teléfono móvil de uno de los colaboradores y no tardó en hacerse viral. En él se puede oír a quien está haciendo la grabación decir frases que describen lo conmovedor del momento y a Pérez solo se les ve las manos entregando a la niña a otro voluntario.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más