El terremoto de San Francisco de 1906 no se olvida. Por lo menos 700 personas fallecieron en este evento tan triste. Recientemente en el cine se planteó la posibilidad de que la falla de San Andrés les quite la vida a muchas personas hoy día. Algunos estudios han sugerido que a pesar de los avances en EEUU sobre el tema de los sismos, la cantidad de vidas que se cobraría un terremoto en el mismo lugar incluso sería superior a las que quitó en aquel momento.

Viviendas en riesgo en California

La razón por la cual estos estudios presentan estas cifras se debe a que California tiene algunas fallas en la preparación ante desastres. Hay por lo menos 3,000 edificios de hormigón que no están diseñados para tales eventos. La destrucción por un terremoto de estas edificaciones provocaría el aumento de muertes. Al parecer no están identificadas todas estas estructuras, de manera que no se tiene la ubicación exacta.

Habría que hacer un estudio con muchos ingenieros y eso tomaría algún tiempo.

Sin embargo las autoridades si han tomado medidas para disminuir los daños en caso de un terremoto. Por ejemplo, hace algunos años se les dio a los habitantes de California instrucciones sobre revisar la capacidad estructural de sus viviendas y en caso de ser necesario a reforzar los elementos de carga principales.

Como informaba Los Ángeles Times, se estima que por lo menos 2,000 edificios con elementos estructurales de madera están en Oakland y quizás 1,000 en San José, pero no hay una lista donde se especifique cuáles son.

Esto es una situación de mucha preocupación, ya que al no haber un estudio sobre la capacidad resistente a los sismos de cada edificación, las personas pueden desarrollar una preocupación excesiva e innecesaria al pensar que donde vive o al lado de ella pueda estar una de estas construcciones débiles estructuralmente.

California puede tomar previsiones ante un terremoto futuro

Aunque parece una tarea difícil, EEUU tiene muchos profesionales que pueden ayudar a las autoridades a realizar estos análisis.

Actualmente existe la ayuda de los ordenadores donde se pueden hacer simulaciones según los datos de los planos de construcción para verificar la capacidad resistente ante un sismo de una edificación y en caso tal de que no existan los planos que son muy pocos los casos se puede realizar una inspección visual y llevar los datos al ordenador.

Por supuesto para algo de tanta magnitud se necesitaría contar con un presupuesto que abarque muchas áreas incluso hasta la ubicación de las personas que vivan en edificaciones con riesgo a caerse ante un terremoto.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más