Lo que tan solo era una posibilidad en #Alemania ya es toda una realidad. La #Extrema Derecha, con un fuerte componente neonazi, será la principal fuerza de oposición al próximo gobierno germano.

Esta es la primera consecuencia del pacto de la CDU de Ángela Merkel con el SPD para formar ejecutivo en los próximos días en la República Federal de Alemania. Algo a lo que temían ambos partidos políticos.

Porque según revelan los últimos sondeos, los ultraderechistas no paran de aumentar su intención de voto. En detrimento de cristiano demócratas, socialdemócratas e incluso liberales. Con unas expectativas de voto que se acerca al 15 % y que incluso en los landers de la Alemania del Este está por encima del 25 %.

Se trata de un escenario realmente terrible para los partidos tradicionales que han acaparado la vida política en Alemania durante los últimos años. No en vano, el nuevo gobierno de coalición se crea para impedir unas nuevas elecciones generales en donde la presencia de los nacionalistas sería aún más fuerte.

AFD con el 13 % de los votos

El Bundestag, el parlamento germano, tiene en el partido Alternativa por Alemania la principal fuerza de la oposición. Cuenta con el 13 % de las preferencias de los ciudadanos germanos y una representación de 93 diputados. Hasta el punto que estará en clara disposición de presidir tres importantes comisiones, entre las que destaca la de interior.

Por otra parte, su fuerte implantación parlamentaria propiciará que sus diputados tengan la oportunidad de ocupar la tribuna más tiempo.

Con el objetivo de potenciar sus ideas entre los ciudadanos alemanes. En un partido, como es Alternativa por Alemania, que recoge votos desde todos los polos políticos. Desde la derecha a la izquierda, de una manera transversal que les está haciendo subir en todos los sondeos electorales.

Ascenso ultraderechista en toda Europa

Lo que está ocurriendo en Alemania con la extrema derecha no es un hecho aislado. Si no que forma parte de un incremento en voto ultra en casi todos los países europeos. El último caso del ascenso de los partidos de extrema derecha es Austria. En donde recientemente se acaba de formar un gobierno de coalición entre los conservadores y el FPOE, la extrema derecha austriaca.

También en ascenso en la República Checa donde las fuerzas políticas de este signo han ganado las recientes elecciones generales con una rotunda claridad. Algo que se está repitiendo en todos los países en donde se están celebrando elecciones. Desde Holanda a Italia, en donde habrá comicios generales esta próxima primavera. #Angela Merkel