Un total de 8 personas han sido asesinadas en Damasco en varios ataques terroristas con proyectiles de mortero y dentro de estas víctimas mortales encontramos dos judokas profesionales. Los ataques tuvieron lugar este lunes 20 y fueron cometidos por grupos terroristas que violaron el acuerdo de distensión en Ghouta Oriental.

Los proyectiles fueron dirigidos hacia las zonas residenciales de la ciudad. Un cohete cayó en una vivienda y acabó con la vida de un civil, mientras que el segundo proyectil explotó en la zona deportiva de Al Faihaa, donde murieron los dos judokas. Otro tercer cohete impactó en la plaza Arnus sin producir víctimas mortales.

A estos ataques respondió el ejército y consiguió inutilizar varias lanzaderas. Aun así no pudieron evitar que más tarde dispararan varios proyectiles más sobre zonas residenciales y acabaran con la vida de otras tres personas.

Por otro lado, fuera de la capital, otro ataque terrorista acabó con la vida de un menor de edad en Jaramana y tres personas han sufrido heridas en Quneitra.

El presidente de Irán da por derrotado al EI

A pesar de estos mortales ataques, hoy el presidente iraní, Hasan Rohaní, da por derrotado al Estado Islámico en Siria. Esto ha sucedido después de que las tropas gubernamentales sirias y sus aliados tomaran la ciudad de Albukamal. La ciudad, situada en la frontera con Irak, era el feudo más importante del grupo terrorista.

Rohaní ha agradecido a los combatientes "sus esfuerzos por terminar con un grupo que solo trajo el mal, la miseria, la destrucción y el asesinato".

Este discurso fue emitido por la televisión estatal.

A lo largo de todo el conflicto, Siria y el régimen de Bachar al Asad han encontrado un fuerte aliado en el gobierno iraní. De ellos ha recibido asesores militares y combatientes voluntarios.

Anteriormente, Albukal ya fue conquistada por las tropas gubernamentales el día 9 de noviembre, pero solo dos días después la perdieron tras un fuerte contraataque del Estado Islámico. Esta ciudad era el último fortín urbano que les quedaba a los radicales, quienes han perdido también sus posesiones al otro lado de la frontera con Irak.

Esta importante victoria bajo ningún concepto va a suponer el cese total de ataques terroristas o combates. De hecho, recientemente se ha detenido en Melilla a un hombre de origen español acusado de dar apoyo y reclutar a personas para seguir la pelear bajo la bandera del DAESH. El ministerio de Interior afirma que este individuo incluso estaba dispuesto a cometer atentados.