Publicidad
Publicidad

Finalmente, el pasado 26 de enero de 2019 se llegó a un primer acuerdo sobre la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo (PE) y del Consejo relativa a la conciliación de la vida familiar y la vida profesional de los progenitores y los cuidadores; con esta propuesta se derogaría la Directiva 2010/18/UE del consejo.

La propuesta de Directiva tiene como objetivo, tal y como se contempla en su prólogo, poder conseguir llevar a cabo una solución a la infrarrepresentación femenina en el empleo y respaldar la trayectoria profesional de las mujeres a través de la mejora de las condiciones para conciliar sus tareas profesionales y privadas”.

Los principales puntos que pretenden ser implementados

En primer lugar, en estos momentos hay un contexto europeo en el que no existen unas normas mínimas relativas al permiso de paternidad.

Publicidad

Centrándose en este dato, la propuesta de Directiva plantea que los padres puedan acogerse al permiso de paternidad durante un breve período de tiempo, siempre y cuando dicho período no llegue a ser inferior a 10 días laborables. Sería aplicable tanto a parejas casadas y no casadas, como a parejas heterosexuales y homosexuales. “Este permiso debe disfrutarse en torno al momento del nacimiento y ha de estar claramente vinculado a este acontecimiento.”

Por otro lado, en la actualidad, ya existe la posibilidad de ampararse en un permiso parental de una duración mínima de 4 meses, ya sea por motivo de nacimiento o de adopción. Sin embargo, se llevó a cabo un análisis en el cual se reflejaba esta medida como insuficiente.

Publicidad

Es por ello que la propuesta de Directiva pretende por ello: establecer un período mínimo de permiso parental de al menos 4 meses que sean intransferibles entre los progenitores; e introducir una mayor flexibilidad a la hora de decidir cómo van a poder ejercitar ese permiso (completo/parcial).

Esta propuesta de Directiva ha generado debate

Aunque cierto es que hay gran parte de la opinión popular que la apoya, por otro lado, hay ciertos sectores que comprenden no podemos hablar realmente de un cambio con la misma.

Este sería el caso de María Pazos, economista y coportavoz de la Plataforma por Permisos Iguales e intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPINA), la cual mantiene lo que que los 10 días de baja de paternidad que pretender ser implementados con la directiva, suponen únicamente la séptima parte de la baja que tienen en estos momentos las mujeres ( 14 semanas), o de Marisa Soleto, presidenta de la Fundación Mujeres que comprende que mantiene que se deberían de utilizar como estándares aquellos más avanzados que ya han sido impuestos en algunos países.

Publicidad