La crisis sanitaria del Coronavirus también es una crisis económica. Por el momento, las empresas del país han comenzado una oleada de ERTEs que van a afectar a un número superior a los 100.000 trabajadores. Los grupos ya estarían tramitando la suspensión de empleo antes, incluso, de conocer las medidas que aprobará el Gobierno dentro de la flexibilización.

Algunas de las empresas que ya están iniciando un eRTE son Cortefiel, Seat, Volkswagen, Burger King, Iberostar, Alsea, Pikolin, CAF. Todas y cada una de ellas han anunciado que el parón forzado por la crisis del coronavirus les ha obligado a llevar adelante expedientes de regulación de empleo de manera temporal (ERTE) que afectarán, inicialmente, a más de 100.000 empleados.

Estos anuncios se unen al comunicado de Iberia que hará lo mismo con el 90% de su plantilla

También lo harán otras aerolíneas como son Norwegian. Sin duda, la pandemia que se está viviendo a nivel global está dejando detrás de sí una verdadera jornada negra para el ya sensible mercado laboral de España, bajo la amenaza de que a lo largo de la semana se sigan uniendo distintas empresas a los ERTEs.

Uno de los más importantes ha sido presentado por SEAT durante la tarde de este lunes. Afectaría a un total de 14.812 trabajadores y consideran que tienen que hacerlo por fuerza mayor mientras España mantenga la declaración actual del estado de alarma. Aunque la tramitación solo afectará a la plantilla del fabricante español que es propietario del Grupo Volkswagen.

La compañía espera limitar su empleo a los trabajadores que estén realizando sus funciones tanto en cadenas de producción como a aquellos cuyas funciones no se pueden desempeñar por teletrabajo, o sea, a unos 10.000 empleados. Desde fuentes sindicales matizan que la suspensión podría alargarse hasta un período de cinco semanas, una vez que las fábricas ya han paralizado casi toda su actividad.

La empresa ha pactado complementar el subsidio concedido por el desempleo con el 80% del sueldo de sus trabajadores

Pero, el ERTE más grande todos los que se han anunciado ha sido por parte del grupo de restauración Alsea (entre otras marcas, es propietaria de Cañas y Tapas, VIPS, Foster´s Hollywood o Starbucks) que va a afectar a un total de 22.000 empleados.

Y, no hay que olvidar el ERTE de Burger King Spain que afectará a unos 14.000 empleados; a unos 11.000 que son propios y otros 3.000 que trabajan en locales de franquicia.

El viernes pasado, la cadena de comida rápida tomó la decisión de cerrar todos sus locales y este lunes decidió descartar la venta a domicilio, siguiendo las normas de las autoridades. Esta suspensión de los puestos de trabajo durará hasta que el país vuelva a la normalidad.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!