El US Open 2020 en la rama femenina, dejó un gran torneo a pesar de las jugadoras sembradas que no participaron por el tema de la pandemia. Aún así hubo un gran nivel de Tenis acorde al torneo Major en Flushing Meadows.

El torneo fue otra vez una muestra de la sangre nueva con la ahora doble campeona de US Open, Naomi Osaka. Las veteranas también dijeron presente con Serena Williams y la sorpresa de Victoria Azarenka en el 2do aire en su sólida carrera.

La final entre Osaka y Azarenka quedará para el recuerdo por el alto nivel y por ser de las pocas recientes que de han ido a 3 sets. La final tenía ese aroma de paso de estafeta definitivo entre la rama de las veteranas a las jóvenes.

Ambas llegaban con rutas diferentes, tanto dentro como fuera de la cancha. Naomi Osaka con un mal inicio de año en el Australian Open y llegando a este Major con molestias en la pierna. Osaka regresaba al sitio de su primer Major (2018) y como la 4ta sembrada por el ranking de la USTA.

Vika Azarenka regresó, tras 7 años a una final de Grand Slam. Una jugadora que fue hace muchos años 1 del mundo y que ganó dos Australian Open. Azarenka de hecho, ganó el abierto de Cincinnati, porque Osaka optó por no jugar por la lesión en la pierna. Fuera de la cancha, tuvo que pasar por batallas personales como la custodia de su hijo. La perseverancia la hizo regresar al sitio donde debe estar.

Osaka vivió un primer set de pesadilla, pero pudo remontar

Naomi Osaka llegó a la final, pero no sin sobresaltos como en la primera ronda, donde ganó en 3 sets a su compatriota Doi. Osaka en semifinales derrotó en 3 difíciles sets a la estadounidense Jennifer Brady.

Viktoria Azarenka se metió a la final al no estar sembrada; algo que no se daba desde Vinci en 2015.

La bielorrusa sorprendió en 2da ronda a su compatriota Aryna Sabalenka. Después siguieron victorias aún más sorpresivas ante Muchova, Mertens y por fin doblegando en un Grand Slam a Serena Williams.

El primer set fue de un solo lado con Azarenka quebrando rápido y siendo la jugadora con más energía en la cancha.

Osaka tuvo muchos errores no forzados y Azarenka fue muy efectiva con su primer saque. Azarenka con su revés a dos manos movió como quiso a su rival y tuvo winners a la paralela.

Los pocos buenos ángulos que generó Naomi, fueron devueltos con manotazos de Azarenka. En ese primer set, Osaka se veía frustrada. En el 2do set, Azarenka siguió con esa inercia y obtuvo otro quiebre tempranero.

Osaka a sus 22 años, ya tiene 3 títulos de Grand Slam

Azarenka optó por un drop shot y fue allí cuando ese punto perdido, despertó por completo a la japonesa. Osaka ya le pegaba mejor a la pelota y mejorando mucho su porcentaje de primer saque. En los rallies prolongados también salió avante ante Azarenka.

El 2do set fue para Osaka por 6-3.

Osaka estuvo más cómoda y jugó más profundo. Los reveses a dos manos lastimaron a Azarenka. En el 3er set, ahora fue Osaka la que quebró temprano. Azarenka peleó y quebró a Osaka para ponerse 4-3, pero la japonesa tuvo otro break para con su saque a favor ganar el game para el título.

Azarenka de cualquier manera se queda con un gran sabor de boca y ratificando que esta de vuelta. Osaka logró su 6to título en general y 3er Grand Slam (2do de US Open). Osaka a sus 22 años, ya ganó el US Open en 2018 y también en 2019 el Abierto de Australia. Ahora en 2020 sigue con esa tónica de un Major por año.

Osaka además de unió a una exclusiva lista de ganar títulos de Grand Slam de manera consecutiva. Osaka se unió a Capriati, Davenport y Wade con 3 títulos de Grand Slam para iniciar su carrera (solo Mónica Seles ganó más con 6).

En un Grand Slam sin público se pudo presenciar una estupenda final entre la sangre nueva y la vieja escuela. De esas finales donde las dos fueron ganadoras de una manera u otra.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!