El tiempo del partido marcaba los cuatro minutos del complemento cuando un hombre musculoso y de remera negra, se acercó al director técnico de Gimnasia y le dijo algo al oído mientras abría un papel. Maradona dio el visto bueno y preparó su mano para que le entregasen el contenido.

Toda la secuencia quedó registrada en una de las cámaras que por derechos de televisión enfoca en todo momento al ex director técnico de la selección Argentina. Con el paso del tiempo las dudas comenzaron a aparecer, todos se preguntaban qué había tomado Maradona en esa breve maniobra de distracción.

La mala actuación

Uno de los ayudantes del cuerpo técnico se percató de la acción y señaló al resto de los que se encontraban en el banco de suplentes para que tapase al número diez y así no se registrase en las cámaras lo que iba a suceder a continuación. Son alrededor de diez segundos donde la figura del campeón del mundo del 86 no aparece en pantalla.

Según versiones posteriores, sólo se trató de una pastilla para la presión, pero ¿era realmente necesario semejante puesta en escena para tomar eso? ¿No hubiese sido más simple dejar que todo se de manera natural en vez de generar todo tipo de interpretaciones?

En ninguno de los partidos anteriores, en los cuales también los 90 minutos se hace foco en cada unos de sus movimientos, nada de eso había pasado.

Lo mejor hubiese sido no exponerlo a este show, que además de mal armado retoma los rumores en cuanto al estado de su salud.

Antecedentes sobre su salud

La preocupación por la salud de la figura argentina no es nueva, es un tema que de hace tiempo está instalado en la opinión pública. Fue una de sus hijas, Gianinna Maradona, quien meses atrás dio señales de alerta por el estado de su padre.

"No se está muriendo porque su cuerpo lo decide, sí lo están matando por dentro sin que él pueda darse cuenta. No creo en el parámetro de normal, pero eso está muy alejado de la realidad que él se merece. Recen por él, por favor", había escrito en una de sus redes sociales para apuntar a quienes rodean al ídolo.

Tras el encuentro, donde el equipo de Maradona perdió 1 a 0, el diez apuntó contra las autoridades del club que lo contrataron: "Que no se le ocurra al presidente de Gimnasia echarme porque lo echo yo a él. Así de clarito", apuntó Diego.

Las próximas horas son claves para saber qué puede ocurrir con respecto a su permanencia, ya que debería presentarse a dirigir la práctica para el próximo partido. Cabe recordar que los días lunes y martes Maradona no suele presentarse a los entrenamientos por cuestiones médicas, debido que tiene que recuperarse una operación en una de sus rodillas.

Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!