El 27 de enero de 2020, Michael Dyer, corría por las laderas de Calabazas, California cuando un fuerte impacto despertó curiosidad. Sin pensarlo sacó su móvil y grabó aquel humo abrumante que dejó el helicóptero que instantes antes se estalló contra el suelo.

En aquel aparato aéreo viajaba Kobe Bryant, uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos. Además, lo acompañaba su hija Gigi, de 13 años, y siete personas más. No hubo sobrevivientes. Según El País, se dirigían al aeropuerto de Camarillo para ir a la Mamba Academy donde la pequeña disputaría un partido.

Michael, ciclista aficionado, jamás imaginó que aquellos trozos de latón, humo y fuego que presenció derivarían en una de las noticias más impactantes de este 2020.

Tragedia, a pesar de la advertencia

Mundo Deportivo recordó en su reseña que el día del accidente el piloto fue puesto al tanto del mal clima para volar, por lo que le indicaron “reglas especiales de vuelo visual”. Sin embargo, la advertencia de tráfico aéreo no evitó que la niebla cegara los ojos del piloto y sucediera lo peor.

El conductor del aparato informó que ascendería para tratar de superar el techo de nubes que impedía su visibilidad, pero al hacerlo bruscamente la acción termino siendo totalmente contraria y el helicóptero comenzó a caer en picada, 20 metros por segundo.

El impacto fue tan grande, tan violento y de tal escala que el cráter que se creo fue de 7 metros por 4.5.

Ese día ni siquiera el sheriff se atrevió a volar bajo ese clima, pero por esto no quería decir que el tráfico aéreo estaba absolutamente vetado, aunque para algunos fuese lo lógico.

La viuda de Kobe habla de su dolor

Vanessa Bryant, viuda de Kobe ha tratado de mantenerse al margen de la situación.

No ha querido comentar demasiado sobre su estado actual. Aun así hace poco quiso mostrar sus sentimientos a través de su cuenta en la red social Instagram.

Para ella lo más difícil ha sido enfrentarse a este duro momento por partida doble. Se siente confundida, dolida por ambos, por tener tantos sentimientos encontrados. "No puedo procesar que ambos no estén al mismo tiempo”, aseguró.

El funeral público se hará en casa de los Lakers

Los restos del ex jugador de la NBA serán velados en el Staples Center, lugar donde se consagró como figura emblemática del baloncesto en su equipo de siempre Los Ángeles Lakers.

Los Ángeles Times ha informado que el 24 de febrero ha sido la fecha escogida para que más de 20.000 personas puedan acudir al funeral del ídolo deportivo. En una oportunidad se habló de hacerlo en el Memorial Colisseum de la misma ciudad, el cual tiene mayor capacidad, pero finalmente han preferido decantarse por el lugar que tenía más peso emocional para la familia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!