La selección femenina de balonmano de España ha logrado algo histórico: llegar a su primera final en un Mundial. La selección logró ganar a Noruega, una de las favoritas, por un fulgurante 22-28, en una actuación que ha sido perfecta. Y, este mismo domingo, a las 12,30, le toca jugarse la final ante las holandesas.

Sin duda, “las guerreras” han hecho algo histórico: llegar a su primera final en toda su historia, la primera vez que la selección femenina de balonmano de España llega a una final de un Mundial. Logró barrer a la selección noruega, que ha sido en tres ocasiones campeona del Mundial y este mismo domingo, luchará ante la selección de Holanda que logró vencer a la gran favorita de este Mundial, Rusia, por un 32-33.

La selección ganadora de este Mundial irá directamente a los Juegos Olímpicos

Este campeonato es muy importante, ya que si las guerreras logran ganar la gran Final, irán directamente a los Juegos Olímpicos. Muchos seguidores de este deporte, recordaron a algunas de las mujeres que pertenecieron a la mejor generación del balonmano femenino como Macarena Aguilar, Marta Mangué... una generación fundamental que no logró coronar, jamás, un Mundial. Y, ahora, un grupo de jugadoras que apenas conocía el gran público está a punto de ganar un campeonato que nunca se había alcanzado antes.

Y, eso que una semana antes de viajar a tierras niponas, se encontraron con una pésima noticia: la estrella de la selección, Carmen Martín, con unas estadísticas de 221 partidos como internacional y 751 goles marcados, tenía que ser baja.

La selección española de balonmano nunca ha superado la undécima posición en un Mundial

El objetivo con el que habían viajado era lograr entre las siete primeras selecciones para poder acceder al conocido como “pre olímpico”, un logro que no se daba por hecho, teniendo en cuenta los resultados de las selecciones que les habían precedido.

Incluso, en los últimos tres torneos, la selección española de balonmano no fue capaz de pasar del puesto undécimo.

Pero, en Asia destacaron desde el primer partido ante la selección rumana. Un adelanto de unos números imprevistos y de una final que estaba por venir. Y, la semifinal, sin duda, fue un partido perfecto para la selección española a pesar del susto que vivieron ante la selección sueca con un empate inesperado.

En el caso de Holanda, que se lo jugaba ante la gran favorita de este Mundial, Rusia. Estuvieron en duelo durante los 60 minutos, aunque Holanda logró conservar el mando del encuentro durante la mayor parte del tiempo. Así se llegó a los últimos minutos y Holanda decidió el partido gracias a la capacidad goleadora de Van der Heijden.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!