Después de muchas idas y venidas ya es oficial: Zinedine Zidane vuelve a comandar el Real Madrid. La pregunta que queda sobre la mesa es sobre qué le espera al equipo y hacia a dónde se dirige en esta nueva era tras una etapa de gloria en el club blanco.

El regreso de Zinedine Zidane al Real Madrid

Después de 284 día,s Zinedine Zidane retorna al equipo blanco, poniéndose al frente para lo que resta de temporada y las próximas tres. Su salida el pasado 31 de mayo estuvo llena de dudas, sin embargo, después de darle las tres últimas Champions al Real Madrid, Zidane comentó que se sentía cansado tanto física como emocionalmente.

Anuncios

Ahora, con las pilas recargadas, Zidane ha aceptado la propuesta de Florentino Pérez en medio de la mayor crisis deportiva en los últimos 13 años. De acuerdo con el futbolista, “Vuelvo porque el presidente me llamó. Y como quiero mucho a este club, aquí estoy. No podía decir que no”. Estas declaraciones son un alivio para la afición madrileña que ve de nuevo desfilar al que fue considerado el mejor jugador del mundo en 2001, después de una racha de pérdidas y desavenencias, primero con Benítez y ahora con Solari.

Los retos de Zinedine Zidane al frente del Real Madrid

La tarea principal de Zizou será recobrar la ambición en el vestuario, subir el estado de ánimo y echar a un lado los problemas personales para volver a lo estratégico y plantear opciones claves para retomar el poderío de otro tiempo en la cancha, con una estructura sólida capaz de apostarle de nuevo a grandes retos en el escenario de lo mejor del Fútbol mundial.

Es claro que la sombra nostálgica de Cristiano aún permanece en el equipo, así que uno de los desafíos del nuevo técnico es recomponer el esquema bajo la ausencia de fichas clave y la venida abajo de jugadores como Casemiro y Toni Kroos.

Anuncios

Sería fundamental recomponer la estructura, volver a sacar los destellos de genialidad en el campo para sacudirse las sombras del pasado.

Aunque también se esperan nuevos Fichajes, lo principal es organizar lo que hay adentro. Mucho se habla de la continuidad de Vinícus, el joven brasileño que se ha convertido en el nuevo ídolo del Bernabéu; y de Gareth Bale, quien a pesar de los minutos de juego en la época Solari, no ha logrado convencer del todo.

En este revolcón, se espera por supuesto, la llegada de Isco Alarcón, uno de los hombres clave de Zidane, a quien se espera de regreso para apoyar al francés.

La decisión está tomada, los ojos del Bernabéu están puestos en la cabeza del hombre que en tan solo dos años y medio logró colgarse el triunfo de nueve títulos sobre el pecho. Eso es lo que necesita, no solo la afición, sino las directivas y planilla técnica del Real Madrid: recuperar la confianza y la credibilidad de uno de los equipos con más títulos del mundo.