Publicidad
Publicidad

Finalmente, el Barcelona logró encauzar el fichaje de Frenkie De Jong después de negociaciones largas e intensas con el Ajax de por medio, además del interés de un PSG que finalmente parece que se va a hacer cargo del fichaje de Leandro Paredes, actualmente en el Zenit por unos 40 millones de euros.

Sin embargo, este fichaje no es el último en el que estos clubes podrían estar implicados, habiendo quedado resuelto el futuro de De Jong, el foco se pone sobre la otra perla de Ámsterdam, De Ligt.

El "el problema Raiola"

Uno de los principales escollos para el fichaje del futbolista estaría en manos de su agente, el siempre polémico Nino Raiola. Hasta la fecha se había conseguido no tener a ningún representado del agente italiano en el club, hecho que tenía contentos a los miembros de la junta del Barça.

En este caso además, el propio Raiola se ha encargado de echar más salsa al asunto, asegurando que lo mejor para el futbolista sería para jugar en otro club.

Publicidad

Raiola lo tiene claro, para él este es el mejor escenario, dado que es un voraz de las comisiones por traspaso, por lo que cada movimiento le resulta de beneficio.

El planteamiento económico a modo de traspaso (se habla de 60 millones) así como del posible salario del jugador más y con Raiola detrás, hacen que desde Barcelona se tenga que estudiar la viabilidad de la operación.

Siendo además una inversión importante a tener en cuenta, aún y cuando hablamos claramente de una apuesta de futuro. La llegada de Todibo puede no marcar este fichaje como una de las prioridades. Siendo estas, buscarle un recambio gradual a Luis Suárez así como a Jordi Abla, que actualmente tienen 32 y 30 años respectivamente.

Publicidad

Relevo de Piqué

Más allá de lo económico, claramente en el apartado deportivo es el jugador que mejor representa lo que se está buscando. Además, el propio jugador habría mostrado, (incluso públicamente) su deseo, no solo de jugar en el Barcelona, también el de seguir junto con su compañero recién fichado.

Según se hacen eco varios medios, desde la ciudad condal se vería a este futbolista como el relevo natural de Gerard Piqué. Por lo que la directiva tendría ahora puesto el punto de mira en la contratación del futbolista.

Razones no faltan para creer en ello, el futbolista destaca por su presencia en el campo, además de por su sobrada capacidad de salir con el balón parado. Claro está además, que en el caso de Piqué este afronta la recta final de su carrera, la cual inclusive podría tener fecha de caducidad ya fijada.

Publicidad