Publicidad
Publicidad

Javier Fernández puede estar muy orgulloso de su trayectoria profesional y de ser capaz de ganar su séptimo oro europeo, de manera consecutiva, el año de su retirada.

El español no solo pasará a la historia por ser el primer español que representa con éxito a España en un deporte minoritario como el patinaje artístico sobre hielo; también, por ser capaz de cerrar con éxito su participación en certámenes de primer nivel tras anunciar, el pasado año 2018, que se retiraba.

Así, ha logrado su séptimotulo europeo, de forma consecutiva, en la prueba organizada en la ciudad de Minsk (capital de Bielorrusia), gracias a una increíble remontada que le permitió llegar a los 271, 59 puntos y despedirse por la puerta grande de la élite profesional del partinaje artístico sobre hielo.

Publicidad

La medalla de plata fue a parar al representante ruso Alexander Samarin (que logró 269,84 puntos) y el bronce fue para Matteo Rizzo que cerró su participación con 247,08 puntos.

Fernández ha pasado a la historia del deporte español

Fernández fue capaz de remontar tras quedar en tercer puesto al terminar el Programa Corto celebrado el pasado jueves (el jurado le dio 91,84 puntos)y a pesar de que Samarin había sido capaz de meterse al público en el bolsillo gracias a un ejercicio realizado con la banda sonora de la película “El gran showman” (2017) y el tema “The greatest show”.

Por otro lado, Fernández se tuvo que enfrentar a uno de los grandes favoritos, el también ruso Mikhail Kolyada que, finalmente, no supo lidiar con la presión y terminó cayendo al hielo hasta en tres ocasiones y haciéndose daño en la muñeca derecha.

Publicidad

Rizzo logró la tercera posición con un ejercicio bajo el tema “Bohemian Rapsody”, la famosa canción de la banda de rock Queen. Javier Fernández interpretó un ejercicio basado en el personaje de “El hombre de la Mancha” con el que cerraba trece años de trabajo que han dado como fruto que Javier Fernández ha sido una revolución para este deporte, una prueba completamente minoritaria en España y que la bandera de España se convirtiera en una constante en el podio.

En el pabellón, estaba la próxima generación de patinadores españoles

A finales del año 2018, el deportista madrileña tomaba la decisión de retirarse tras lograr el bronce olímpico en Pyeong Chang (en Corea del Sur) y decidía volcar sus esfuerzos en “Revolution on Ice”, un espectáculo de patinaje sobre hielo con el que recorre España.

Publicidad

El partinador comenzó su carrera en la Nevera, el pabellón situado en Majadahonda y casi empata con el austríaco Karl Schaefer, que logró ocho europeos de manera consecutiva entre los años 1929 y 1936.

Pero, en Minsk también se ha podido ver a la nueva generación de patinadores españoles como son Aritz Maestuadriá Díaz, Oliva Smart, Laura Barquero, Valentina Matos, Kirill Khaliavin, Héctor Alonso o Sara Hurtado.