El español Rafael Nadal y el argentino Juan Martín del Potro, por su fortaleza física y actitud en la cancha, podrían protagonizar la película biográfica del Cid Campeador. Pero no son actores, son dos de los mejores tenistas del mundo que esta noche chocan en la semifinal del US Open [VIDEO].

Ambos se caracterizan por no dar ninguna pelota por perdida y por levantarse de partidos donde estaban con el agua al cuello. Los dos tenistas han ganado este Grand Slam, Nadal levantó la copa en 2010, 2013 y 2017; mientras que Del Potro lo hizo en 2009.

Actualmente el ibérico es número uno del mundo, mientras que el rioplatense es el tres.

Se han enfrentado en dieciséis ocasiones, con saldo de 11 a 5 a favor de Rafa. En la memoria de todo aficionado al tenis están batallas épicas, como la semifinal de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, dónde el argentino vino de atrás para imponerse con un dramático 5-7, 6-4, 7-6 (7-5); o la de cuartos de final del pasado Wimbledon, que tras un partido de casi 5 horas, Nadal tuvo un regreso espectacular para dejar los parciales 7-5, 6-7, 4-6, 6-4 y 7-6 [VIDEO].

Nadal, contra corriente en Nueva York

Este año, el camino ha sido áspero para el español en Nueva York. Nadal dejó en el camino sin mayores complicaciones a David Ferrer (retirado por lesión) y Vasek Pospisil. Pero con Karen Khachanov y Nikoloz Basilashvili fue exigido al máximo. Y el último fue una verdadera hazaña ante Dominic Thiem.

A diferencia de su oponente, Del Potro ha regalado solo un set en el camino en la ronda de cuartos de final ante John Isner. Con anterioridad, venció en tres sets a Donald Young, Dennis Kudla, Fernando Verdasco y Borna Coric.

El español llega como defensor del título. En 2017, venció con facilidad al sudafricano Kevin Anderson (6-3, 6-3 y 6-4). Si quiere repetir la gesta, tendrá que pasar primero al argentino y después al ganador de la otra final, entre el temible croata Navak Djokovic y el nipón Kei Nishikori.

Del Potro, por repetir un sueño

El argentino quiere repetir un sueño. Solamente ha ganado un Grand Slam en su carrera y fue precisamente en Nueva York. En el 2009, pasó con facilidad precisamente ante su oponente de esta noche y derrotó en la final al legendario Roger Federer.

Otra curiosidad de la batalla de hoy es que sus últimos tres enfrentamientos han sido en los grandes torneos, con victorias del ibérico: en las semifinales del US Open 2017 y Roland Garros 2018 y la citada de cuartos de Wimbledon 2018.

Con raquetas como espadas, estos dos campeadores prometen un duelo épico esta noche, en un partido donde no hay un favorito.