Esta vez el Real Madrid tendrá que demostrar que es un equipo y no solo son jugadores. Ahora los retos son mayores porque no tiene a dos ángeles protectores que siempre estuvieron allí y guiaban al equipo. Ya no están Zidane con su sabiduría y paciencia y tampoco Cristiano que era el jugador que infundía respeto a los rivales.

Zidane fue un líder

La historia de Zidane con el Madrid es algo de otro mundo ya que fue algo así como un guía para el equipo. Estuvo en miles de momentos importantes de manera directa como líder [VIDEO] y tiempo antes como jugador. Su trayectoria en el equipo fue como una especie talismán, que era palpable en cada partido.

Ahora ya no está, y el equipo tiene que usar lo bueno y desechar lo malo. Además, la experiencia queda, pero es posible que en algunos momentos los recuerdos de cuando estaba el francés suban a la mente de los jugadores y lo echen de menos.

Si se mencionan los récords de Zidane hay que destacar que desde 2016 prácticamente se fue invicto y es allí donde algunos consideran que su partida fue acertada, es mejor irse ahora cuando te aplauden que irse después cuando te echen. Ahora ya no está Zidane y el Madrid tendrá que luchar para demostrar que lo que les enseño el francés fueron lecciones de vida y no una simple fórmula que a veces falla y otras no.

Cristiano y su influencia en el equipo

Cristiano fue el hombre de los goles, de eso no hay duda. Le dio al equipo esa sensación de que siempre podían ganar porque allí estaba Cristiano.

Aunque era un jugador más, siempre era de esas personas que inspiran. Si se mencionan números, son increíbles los porcentajes de Ronaldo.

Por ejemplo, de 163 goles que anotó el Madrid en Europa, 63 fueron de Cristiano y en la temporada de 2013 a 2014 marcó el 43 por ciento de los goles del equipo. En 2015 a 2016 fue el autor del 57 por ciento de los goles. Estos números son increíbles y no hay duda de que el Madrid ahora tiene un arma menos con la ausencia de este jugador.

Sin embargo, algunos jugadores que reconocen el legado de Cristiano en el equipo también admiten que deben seguir adelante. Por ejemplo, Ramos piensa que el equipo puede ganar sin Cristiano. También afirmó que, aunque todos los récords que logró fueron muchos, no pueden vivir de los recuerdos de Cristiano. Reconoció que tienen que cubrir [VIDEO] ese puesto y le desea lo mejor excepto cuando se encuentren como rivales. Ahora el reto es ganar sin Cristiano y sin Zidane, suena difícil pero no imposible y lo más interesante será ver al Madrid enfrentándose contra Ronaldo.