Niki Lauda, el triple campeón del mundo de la Fórmula 1 está grave en el Hospital General de Viena. Tras ingresar al hospital hace 13 días por una fuerte gripe, el día de ayer fue sometido a una exitosa operación de trasplante de pulmón, sin embargo, su estado es grave, según informaciones emitidas en los medios locales.

El austriaco se encontraba disfrutando de sus vacaciones en Ibiza pero, contrajo una fuerte gripe de verano, justo antes de celebrar el gran premio de Alemania. El virus se alojó tan fuertemente en su organismo que, para curarse, se vio obligado a regresar a su país natal. El 20 de julio viajó en su propio jet a Viena, donde fue internado a la unidad de terapia intensiva del hospital general de la ciudad.

Lauda ha sido trasplantado en otras ocasiones

El virus anuló parte de su sistema inmune, presentando varios síntomas como tos y fiebre. Lauda es un paciente de 69 años con una condición de insuficiencia renal, que ha sido receptor de 2 riñones. Fue diagnosticado como paciente renal en 1997 y trasplantado gracias a su hijo Florian. Birgit, su mujer, donó el riñón para su siguiente trasplante en 2005, actualmente ambos viven juntos en Ibiza.

Hasta el día de ayer, el pronóstico del presidente no ejecutivo de Mercedes era favorable, sus médicos tratantes estaban considerando darle el alta pronto. Pero su recuperación decayó este jueves por motivos desconocidos, su salud ha empeorado al punto de necesitar el trasplante pulmonar. Por coincidencia, el centro hospitalario donde ha estado recluido desde hace dos semanas, es el único en Austria donde realizan procedimientos de este tipo.

Por los momentos, la familia no emitirá declaraciones al público y solicita el respecto a la privacidad acerca de la enfermedad del corredor.

El trasplante era necesario para atender la enfermedad pulmonar severa de Lauda

Walter Klepetko y Konrad Hötzenecker, jefes del Departamento Clínico de Cirugía Torácica del nosocomio, informaron que la cirugía era necesaria para atender la severa enfermedad que presenta Lauda. Es conveniente recordar el accidente más grave que sufriera Lauda en su carrera de piloto fue justo ayer y se han cumplido 42 años de haber estado al borde de la muerte.

Un día como ayer, pero de 1976, Niki Lauda, campeón mundial de la época se accidentó en el gran premio de Fórmula 1 en Nürburgring, Alemania, el más difícil de aquel momento. Durante algunos minutos estuvo expuesto a las llamas e inhaló los gases de combustión del carro de la escudería Ferrari. Esto ocasionó el deterioro de su capacidad pulmonar y una merma en su funcionalidad.

Además de ver sus pulmones afectados por acción del humo, las llamas quemaron parte de su cuerpo por lo que debió ser operado en 4 ocasiones para recibir trasplantes de piel, sin embargo su sistema inmune los rechazó.

A pesar de haber sufrido el peor accidente de su carrera, Lauda se recuperó y se reincorporó a la competencia seis semanas después. El austríaco se retiró de las pistas formalmente en 1985 y por los momentos se mantiene activo en la Fórmula 1. y asiste a las carreras como asesor de la Mercedes [VIDEO].