El Estadio de Vallecas [VIDEO] se encuentra en un estado lamentable. Andamios por todos los lados, cortes de luz, problemas en las entradas o salidas y material de obra por todos los lados. Parece que la remodelación a cargo de la Comunidad de Madrid durante este verano no ha tenido el éxito deseado, y eso se manifestó en el aficionado que acudió al campo el pasado domingo a presenciar el encuentro entre el Rayo Vallecano [VIDEO] y el Sevilla.

Los asientos estaban reutilizados y el juego de rojos y negros rompía la estética de la grada. Por si fuera poco, muchos de ellos estaban rotos, como si ninguna reforma hubiera tenido lugar.

Pero lo peor ocurriría durante el partido y en el momento de finalizar.

Un niño de 4 años se cae por un agujero en el fondo

Durante el encuentro, la tribuna alta lateral comenzó a vibrar de tal forma que parecía que se iba a venir abajo ante el temor de los rayistas que allí tenían su localidad. Los aficionados visitantes también se percataron en el momento en que empezaron a animar a saltos a su equipo. El temor a un posible desprendimiento alertó a muchos espectadores, que no dudaron en pedir de pie a los sevillistas que parasen de botar por lo que pudiera pasar.

Pero esto no fue todo. Un aficionado denunció que al finalizar el partido, su hijo de 4 años se cayó por un agujero creado por las obras en el fondo. Afortunadamente el menor salió ileso después de una revisión médica, pero ha provocado que los rayistas monten en cólera por las deficiencias del Estadio de Vallecas.

El Rayo Vallecano no da explicaciones

El padre fue a pedir explicaciones al Rayo Vallecano, pero después de ir a las oficinas y a la Ciudad Deportiva, todavía espera a que le faciliten la hoja de reclamaciones para intentar que no vuelva a suceder este accidente con nadie.

A pesar de que varios medios de comunicación se han hecho eco del suceso, el Rayo Vallecano sigue sin dar la cara.

La Comunidad de Madrid sí se ha preocupado por el niño. Javier Orcaray, director general de Juventud y Deporte de la Comunidad, se ha personado en el estadio para ver el lugar donde ocurrió la caída y ver las zonas que están en mal estado. Orcaray ha asegurado que se tomarán medidas para que no vuelva a ocurrir nada parecido.

Hoy habrá una reunión entre la directiva y la junta de accionistas para tratar el tema. Sin embargo, las explicaciones correspondientes por parte del Rayo todavía no han llegado, mientras los rayistas siguen temerosos de que pueda suceder una desgracia.