Esta temporada el objetivo número uno de los directivos y técnicos del Atlético de Madrid es conseguir por primera vez en su historia la Champions League [VIDEO]. No solamente porque sea su botín más codiciado y en el único que le falta en su laureada sala de trofeos,sino porque este año hay un motivo muy especial y es que la final se celebrará en el Wanda Metropolitano. El mejor escenario para alzar la copa junto a sus más fieles seguidores.

Este ha sido uno de los motivos por los que este año se han gastado más dinero que nunca en fichajes, en el que se incluye el más caro de su historia como ha sido el mediapunta francés Lemar.

Ha sido una estrategia encaminada a conformar un equipo potente, pero sobre todo con un fondo de banquillo que permite a los rojiblancos realizar rotaciones con garantías en los partidos de Liga y de la Copa del Rey.

La Liga no es el objetivo prioritario de los colchoneros

A pesar de las declaraciones de cuerpo técnico y jugadores este año su objetivo no es la Liga. Por el contrario, utilizará esta competición nacional para dar descanso a muchos de los jugadores que estén más cargados en su juego. La intención del Cholo Simeone es dar mucho descanso a algunos de sus jugadores más importantes: Griezmann, Lemar, Saúl y Godín. Por ello, se han hecho son los servicios de algunos jugadores que pueden sustituirlos con cierta eficacia.

No en vano, su deseo es que las grandes estrellas rojiblancas lleguen más frescas que nunca a las eliminatorias de la Champions League, en donde presumiblemente, sus rivales estarán luchando por los dos títulos como en los casos de los favoritos: Real Madrid, Barcelona, Manchester City, Bayern de Münich o Paris Saint Germain.

Mantener la puerta rojiblanca a cero

Otra de las estrategias que van a ser utilizadas por Simeone para cumplir su deseo de llegar a la final en el Wanda es la de apostar por su rocoso sistema defensivo. Para ello, prevé que en las eliminatorias de octavos, cuartos y semis la portería quede imbatida, tanto en el partido de ida como en el de vuelta. Para que esto sea así será determinante la actuación de su portero, el esloveno Jan Oblak.

Pero también quiere apuntalar una defensa infranqueable en la que habrá tres jugadores indispensables para llevar a cabo este sistema. Se trata de los uruguayos Godín y Giménez, más la aportación de Lucas Hernández. En este sentido, la intención del Cholo es darlos muchos partidos de descanso [VIDEO] en la Liga con recambios como Arias, Savic o el mismo Filipe Luis.