El Brighton & Hove Albion FC dio la primera sorpresa de la temporada 2018-2019 en la Liga Premier Inglesa. Esto tras derrotar al Manchester United por un marcador de 3 a 2 en un partido correspondiente a la jornada 2. El encuentro se disputó en el Estadio Amex ubicado en Brighton-Reino Unido. El árbitro encargado de dirigir el partid fue el británico Kevin Friend.

El Manchester United era claro favorito para ganar el partido [VIDEO], pese a que jugaban en condición de visitantes. Los diablos rojos poseen un plantel superior hombre por hombre. Nombres como Paul Pogba, David De Gea, Juan Mata o Anthony Martial forman parte de este prestigioso club.

Por su parte, el Brighton es un club modesto, lograron ascender a la Liga [VIDEO] Premier durante la temporada 2016-2017, quedando la temporada siguiente en el puesto 15 de la tabla, consiguiendo conservar la categoría.

Estrategias planteadas por ambos equipos

El Brighton salió al terreno de juego con un 4-4-1-1. Apostaron por mantener el orden defensivo, cediendo la posesión del balón al rival. Siempre estuvieron preparados para armar cortas rápidas, mediante pases largos a los espacios y triangulaciones rápidas. Los jugadores del Brighton fueron bastantes inteligentes, calmados y contundentes a la hora de definir.

Por su parte, el director técnico del Manchester United, José Mourinho formó un 4-3-3, con la intención de que Pogba y Fred participaran en las transiciones defensa-ataque y en el manejo del balón desde el centro del campo.

Su principal referente de ataque, Romelu Lukaku. volvió a la titularidad después de haber iniciado en el banco de suplentes durante la jornada 1. A pesar de haber planteado una estrategia inteligente, la creación de juego de los diablos rojos fue bastante pobre. También quedaron en evidencia una serie de errores defensivos puntuales. El defensor central marfileño, Eric Bailly no tuvo su mejor noche, cometió algunas imprecisiones que perjudicaron en el resultado final.

Resumen del partido

El Manchester United mantuvo la posesión del balón, lograron concretar 572 pases, más del doble que los pases completados por el Brighton, sin embargo en su mayoría fueron intransigentes. El cuadro local fue contundente e insistente en labores ofensivas. El primer tanto llegó al minuto 25, Murray consiguió anticipar a la defensa visitante, logrando rematar de primera intención, un pase rastrero enviado al área por el volante ofensivo March.

El segundo gol para el Brighton llegó a los 27 minutos del primer tiempo.

Duffy consiguió enviar el balón dentro del arco tras un elaborado conjunto de pases que terminó en el área, el portero David De Gea no pudo hacer nada para detener el esférico. Lukaku logró conseguir el descuento para el Manchester United en el minuto 34, el delantero Belga consiguió rematar de cabeza un balón aéreo que quedaba colgado después de un rebote.

En el mismo final del primer tiempo, Gross consiguió el 3 a 1 para el Brighton, al minuto 44 un tiro de penalti sentenciado por el colegiado Kevin Friend. Los diablos rojos no conseguirían crear demasiado en ofensiva. En el ocaso del partido, Paul Pogba logró convertir un tiro penal, el árbitro pitó el final del encuentro, el Brighton consiguió una importante victoria de local por marcador de 3 a 2.