Hace 14 años el Huesca se encontraba jugando en tercera división. El club aragonés lograba en algunas ocasiones ascender a segunda B, pero tras una o dos temporadas regresaba a tercera. Luego de varias décadas de conformarse con encuentros del Fútbol regional, los aficionados del Huesca verán en su estadio a los grandes clubes del fútbol español [VIDEO] por primera vez.

Un debut soñado para toda la afición del Huesca

Después de tantos años en categorías inferiores, al fin el Huesca cumplía su sueño como institución y el de miles de aficionados que por décadas auparon a su conjunto en tercera y segunda división: jugar en primera del fútbol español.

El debut del Huesca en la Liga Santander no pudo ser el mejor. Victoria a domicilio ante el Éibar dos goles a uno. Quizás los jugadores no fueron los dueños de la posesión del balón ni tampoco los que mayores ocasiones generaron en ataque, pero fueron los que más goles marcaron y eso en el fútbol es lo que realmente importa cuando el principal decreta el final del partido. Álex Gallar fue el héroe de la primera victoria de los aragoneses en primera división. Anotó los dos goles del triunfo uno al minuto 5 y otro al 40.

El Éibar trató de cambiar la historia, pero los jugadores del Huesca tenían otros planes, resistir con el marcador a su favor hasta el minuto 90. Faltando 20 minutos para el final del partido el Éibar descontó gracias a un gol de Gonzalo Escalante, pero la garra oscense fue mayor y al final del partido el Huesca se llevó sus primeros tres puntos en la Liga Santander [VIDEO].

Menos de dos décadas para la transformación del Huesca

Desde mediados del 2000, el conjunto aragonés comenzó a experimentar un proceso de cambio desde el punto de vista organizativo. Sus dirigentes comenzaron a estructurar el club de una manera diferente a como lo venían haciendo y se comenzaron a ver los resultados. El principal actor de este cambio es Juan “Petón” Martín, quien asumió el reto de hacer del Huesca un club competitivo que se consolidara en segunda división y saliera de una vez de tercera.

Un factor fundamental en el crecimiento d fue el hecho de que Petón tenía muchos contactos dentro del fútbol español, ya que venía de ser representante de jugadores. Este logró incorporar futbolistas con talento, y la plantilla comenzó a crecer en calidad y les permitió anclarse en segunda en el año 2015 y hacerse un club verdaderamente sólido.

Tres años en Segunda para saltar a Primera

Desde el 2015 el Huesca se atornilló a Segunda y se hizo constante en esa categoría hasta que finalmente en el 2018 logró su anhelado ascenso a Primera.

Conseguir un triunfo en su primer partido y alcanzar tres puntos, hablan del enfoque que tiene el club como organización y el compromiso que tienen los jugadores con su camiseta.

Este es apenas el primer encuentro del Huesca; aún les falta un largo camino por recorrer, pero con lo realizado por este conjunto en los últimos años en Segunda, podríamos estar ante la presencia de una revelación del fútbol español. Sin duda que este es un equipo al cual no se le puede perder la pista.