El Chelsea hizo los movimientos y el Madrid (Florentino) consigue el arquero que buscaba. Tras cancelar 40 millones de euros, El Real Madrid logra el pase de Thibaut Courtois desde el cuadro inglés, y 24 horas más tardes, tras cumplir con el rutinario reconocimiento médico, fue presentado oficialmente como nuevo integrante del once blanco.

El arquero belga de 26 años regresa, luego de una ausencia de cuatro años, a la capital de España, ciudad que, con la camiseta del Atlético, lo admiró e idolatró. En Madrid viven sus hijos y por eso para él era importante poder volver a jugar en esa ciudad española.

La formalidad en el Bernabéu

Luego de que José Ángel Sánchez, director general del Real Madrid, finiquitara el fichaje con el Chelsea, Courtois tomó un avión que lo llevó la noche del miércoles 8 de agosto al aeropuerto de Barajas para iniciar su incorporación definitiva al conjunto que dirige Lopetegui.

Como es de rutina, a la mañana siguiente se realizó el chequeo médico correspondiente, sobre las 9 de la mañana, quedando preparado para el acto oficial de presentación en horas de la tarde. El palco de honor del Santiago Bernabéu recibió a Courtois, [VIDEO] y su familia, al que ingresaron junto al presidente de la institución Florentino Pérez. Un vídeo con los mejores momentos en la vida deportiva del belga abre el acto. "Thibaut, ya estás donde querías estar. Es sin duda uno de los mejores porteros del mundo" le dijo Florentino Pérez al belga.

Previo a esas palabras, el máximo jerarca de la institución merengue [VIDEO] abrió el acto expresando que "El Real Madrid buscará sin descanso prolongar esta etapa gloriosa. Con un equipo donde estén los mejores jugadores y también la cantera. Las cuatro Copas de Europa en los últimos cinco años, demuestran lo que significa este equipo en el mundo".

Correspondió el turno al nuevo integrante del club, quien fue corto, pero concreto: "Cumplo un sueño, el que tenía desde niño cuando soñaba pisar el césped de este estadio con los colores del Madrid, el mejor club del mundo. Soy un madridista más". Ya previamente, minutos después de haberse concretado el pase del arquero belga al multicampeón de Europa, este no vaciló en colocar en su cuenta de Twitter “Hala Madrid”.

Pero el morbo entre los aficionados al Fútbol, en la capital española, entrará en acción en muy pocos días. Courtois es (o era) un ídolo rojiblanco y ahora vestirá la camiseta del rival madrileño. La realidad es que eso quedará evidenciado el próximo miércoles (15/08/2018), cuando en Estonia se enfrenten el campeón de la Champions (Real Madrid) con el campeón de la Euro (Atlético de Madrid) por la Supercopa de Europa.

El movimiento inglés que benefició al español

El pase de Courtois estaba tasado en 40 millones de euros, sin embargo, su contrato expiraba en junio de 2019, y el futbolista ya había manifestado su intención de no renovar.

Eso significaba que en enero de 2019 ya el arquero belga podía negociar con cualquier equipo y el Chelsea no recibiría nada por su ficha.

Así que el Chelsea realizó un par de movimientos que, según entienden sus propietarios, hacen del conjunto inglés un equipo muy competitivo. Lo primero fue la adquisición de Kepa desde el Athletic, por 80 millones de euros. Con esta operación se garantiza un arquero de mucho nivel para su próximo movimiento.

Ya teniendo cubierta la arquería del Stamford Bridge procede a vender la ficha de su portero titular Thibaut Courtois, hasta ese momento. La operación con el Real Madrid se cierra por debajo del costo original de la ficha. Al final el Chelsea prefirió recibir algo por el arquero belga a que se fuera sin beneficios el año siguiente.

Finalmente, el Chelsea se hace de los servicios de Kepa por 45 millones de euros con un bono: en la negociación con el Real Madrid estuvo incluido el préstamo por un año del centrocampista croata Mateo Kovacic. Por la otra parte, el Madrid se queda con el Guante de Oro del Mundial Rusia 2018 con un ahorro de 5 millones de euros.